martes, 25 junio, 2024
InicioPolíticaEl divorcio político entre Patricia Bullrich y Luis Petri detrás de la...

El divorcio político entre Patricia Bullrich y Luis Petri detrás de la crisis y la salida de un funcionario de Defensa

En el Ministerio de Defensa hay desajustes desde hace semanas que acarrean conflictos internos. Problemas que este lunes se expusieron con la salida abrupta del cargo del ahora ex jefe de Gabinete del ministro Luis Petri, el teniente coronel Carlos Becker Fioretti, que llegó a la cartera por recomendación de Patricia Bullrich.

Becker ya había trabajado para la primera gestión de Bullrich al frente de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri .

La salida del ex teniente coronel del Ejército Becker, marca otro síntoma en el tablero de la política argentina y tiene que ver también con el “divorcio” político entre la ministra Bullrich y Petri, que fue su candidato a vice en las elecciones presidenciales de 2023, en las que se impuso la fórmula de Javier Milei y Victoria Villarruel.

Fue Bullrich quien propuso a Milei al ex diputado mendocino de radicalismo anti K para el cargo en Defensa. Hoy no están peleados “para nada” afirman en el Gobierno, pero es evidente que no marchan juntos porque Petri responde al jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y al secretario de Estrategia, Jorge Antelo, desde que estos últimos impusieron los nombres de la cúpula de las Fuerzas Armadas y no los que proponía Bullrich. Es la política, dirán con mucha lógica.

En ese sentido, Becker que trabajó para Bullrich en su primer ministerio de Seguridad, se va como parte de un ajuste del tablero del poder y la política en el gobierno nacional, más allá de que efectivamente había una fuerte fricción interna que debería acomodarse. Oficial del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, experto en Supply Chain Management y Logística en Emergencia, Becker tiene mucha experiencia en el área de logística internacional y procesos de compra, particularmente en el Ejército.

Pero mientras que Petri logró una aceitada relación con secretarios del Ministerio a los que no conocía al asumir como, el de Asuntos Internacionales, el estratega Juan Battaleme, o el de Investigación, Política Industrial y Producción, Raúl Guillermo Marino, con Becker la relación fue mala desde el vamos.

Durante la reciente llegada del rompehielos Irizar, Petri y su ahora ex jefe de Gabinete ni siquiera se saludaron, cuentan quien estuvieron en la ceremonia. También es cierto que tampoco estuvieron el Comandante Conjunto Antártico, General de Brigada Edgar Calandin .y el Comandante Operacional General de Brigada, Jorge Fabián Berredo que es el jefe de Calandín.

Si todo sigue así, es probable que uno o u otro, o los dos, se marchen amablemente en los próximos días. Pero puede ser que Petri, para aparentar tranquilidad y orden, les pida que se queden.

La versión oficial del Ministerio es que a Becker, “se le pidió la renuncia porque no cumplía sus funciones”. Con ello Petri se da el gusto de querer mostrar el poder de haberlo echado. Pero otras fuentes confirman que fue Becker quien se fue tras no funcionar su relación con Petri ni con el teniente general retirado, Claudio Pascualini, secretario de Estrategia y Asuntos Militares, con el que vivía una situación laboral “contra natura”. Pascualini, que en los hechos es un viceministro, era subordinado de Becker, pero como militar tiene un rango superior.

Si nunca funcionó la relación de Becker con Pasqualini ni con Petri y ahora, con la salida del primero también se deshacen de un hombre de Patricia Bullrich.

Por ahora, no sale a la luz otro problema latente: el decreto reglamentario que Petri quiso implementar para que las Fuerzas Armadas fueran a Rosario, todavía no salió porque los asesores jurídicos de la cartera lo desaconsejaron. El ministro hacía fuerza que saliera pero Becker, que tiene muy buen trato con los militares, lo desaconsejaba.

En el ministerio niegan por ahora que Lucía Carrasco, amiga de la pareja de Petri, la reconocida periodista Cristina Pérez, pueda ocupar la jefatura de Gabinete que dejó vacante dejó Becker. También la jefatura de prensa, la ocupa una amiga de Cristina, Luciana Luppo, respetada, cayó muy bien. Pero una cosa es la conducción de Prensa, y otra el Gabinete, que debe comandar incluso a militares de alto rango. Carrasco integra el Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y trabajó en Seguridad en Vicente López. En el Ministerio afirman que son varios los candidatos en la mira para ocupar la jefatura de Gabinete.

Como dato adicional sobre la relación actual -no mala, pero sí distante- entre Petri y Bullrich vale recordar que el viernes hay una ceremonia por el aniversario 91 de la Liga Naval Argentina, y tanto preguntaron uno y otro si iban que se resolvería que no vaya ninguno. Pero final abierto.

Más Noticias