domingo, 14 julio, 2024
InicioEconomíaAnte los principales empresarios, Milei defendió el modelo irlandés: suba del PBI...

Ante los principales empresarios, Milei defendió el modelo irlandés: suba del PBI y baja de impuestos

El Presidente habló más de una hora frente a un auditorio de 150 hombres de negocios, aunque no respondió preguntas. “No creo en una economía dirigista”, les dijo en el encuentro que se hizo en Bariloche.

Sofía Terrile

El presidente Javier Milei en el foro del Llao Llao. (Foto: Presidencia)

El presidente Javier Milei en el foro del Llao Llao. (Foto: Presidencia)

Sin lugar a preguntas, Javier Milei habló ante un auditorio de creyentes, de conversos y de escépticos. Fueron los más de 150 dueños de empresas, que lo recibieron durante una hora y cuarto y lo escucharon hablar sobre sus planes de convertir a la Argentina en Irlanda.

El discurso duró una hora y cuarto y se hizo en el salón Bustillo, un poco más reservado que el salón Llao Llao, donde se reunieron los empresarios la mayor parte del tiempo. No hubo preguntas. “No creo en una economía dirigista”, les dijo a los empresarios, algunos de ellos quizás acostumbrados a actuar en un entorno de negocios con más regulaciones o más intervencionista.

Leé también: Milei cerró el foro empresario de Bariloche y vuelve a CABA en medio del escándalo de los aumentos de dietas

El modelo irlandés incluye reducción de impuestos, un gran peso de la exportación de servicios y de empresas multinacionales y un PBI creciente (en 2015 saltó más de un 20%).

En primera fila lo escuchaban atentamente su hermana, su vocero y varios empresarios, como Marcos Galperin (Mercado Libre), Martín Migoya y Guibert Englebienne (Globant) y el brasileño Roberto Sallouti (BTG Pactual), que al saludarlo le dijo que era “un camino para toda América Latina”. Se fue entre abrazos, los más efusivos fueron de Eduardo Elsztain (IRSA) y Cristiano Rattazzi (ex Fiat), que llevó una gorra de “las fuerzas del cielo” en la mano.

El discurso tuvo tintes aspiracionales. “No me voy a conformar con ser como Alemania, quiero ser como Irlanda. Quiero una profunda revolución liberal”, les prometió a los Galperin y los Migoya de este país. Apenas terminó el discurso, hubo una foto espontánea. “Alguien gritó ‘foto’ y se subieron a la escalera y se la sacaron”, contó uno de los integrantes del foro. Hay un gran austente en la imagen: Galperin, que todavía estaba en el salón conversando y se la perdió.

Milei cerró el Foro Llao Llao y les habló a los empresarios más importantes del país. (Foto: Presidencia)

Milei cerró el Foro Llao Llao y les habló a los empresarios más importantes del país. (Foto: Presidencia)

Milei llegó anoche al hotel Llao Llao, cerca de las 21.40. Usó un avión presidencial y un helicóptero, para evitar problemas con cortes de ruta o manifestaciones. Era la segunda vez que usaba el Tango-11 y el viaje, aunque fue breve, tuvo algunas turbulencias. No pasó a saludar a su par paraguayo, Santiago Peña, que por esa hora cenaba junto a los empresarios. Se fue al ala Moreno, la más alejada de la reunión, y no tuvo contacto con los invitados hasta hoy al mediodía, cuando comenzó su discurso.

La decisión estaba tomada desde la mañana: la participación en el foro sería acotada. No se quedaría a almorzar con el resto de los asistentes, a pesar de que su vuelta estaba programada para las 17. Algunos asistentes se preguntaban qué haría en el tiempo entre el fin de su discurso y la retirada del hotel: seguramente reuniones privadas.

El Presidente fue el cierre el evento, pero también protagonista durante las tres jornadas en las conversaciones. Los empresarios están atravesados por el nuevo modelo: están los entusiasmados, los expectantes y los que están un poquito “ofendidos”.

En la cúpula de la organización hay apoyos explícitos a Milei. Eduardo Elsztain, líder de IRSA y organizador original del foro, lo acompañó en el búnker; Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre y parte del comité organizador del evento este año, en más de una ocasión realizó posteos explícitos de apoyo en redes sociales. No es el caso de todos.

También existen postales de esta nueva grieta en el Llao Llao: en los pasillos se cruzaron un emprendedor que está “comiéndole” mercado a dos grandes empresas luego de que se habilitara una ventana en el decreto de desregulación. No se saludaron. Pero al “incumbente” lo abrazó y lo alentó más de un empresario de la nueva guardia.

La salida del hotel Llao Llao requirió también su logística. Algunos empresarios todavía estaban preocupados por los cortes en la ruta. Tenían que llegar al aeropuerto rápido para subirse a su avión privado. Hubo más de 20 aeronaves de este tipo: fueron tantas que la plataforma dedicada exclusivamente a viajes privados colapsó, por lo que varios debieron utilizar el área general.

Más Noticias