sábado, 18 mayo, 2024
InicioPolíticaOmar Maturano cruzó a Héctor Daer por el apriete a los diputados...

Omar Maturano cruzó a Héctor Daer por el apriete a los diputados que voten la ley ómnibus: «El escrache está mal, no es el camino»

El dirigente ferroviario Omar Maturano salió a cruzar este domingo al secretario general de la CGT Héctor Daer, quien en las últimas horas lanzó una durísima amenaza contra diputados de la oposición «dialoguistas» que negocian con La Libertad Avanza cambios en la ley ómnibus.

«Ya el escrache tiene que dejar de ser. A nosotros también nos escrachaban y a mí me parece mal. Cada uno tiene que pensar como quiera pensar. Cada uno tiene que ser libre como dice la Constitución Nacional», enfatizó el dirigente que conduce el gremio La Fraternidad.

En declaraciones a Radio Rivadavia, Maturano agregó: «Si yo estoy tomando un café con mi papá, me levanto y reacciono yo. No es el camino. La divergencia no es para llevarla a la violencia».

Aunque en ese punto, también reservó una crítica a la postura oficial. «Si uno lo escucha al vocero, te quieren marcar una línea como si fuéramos chicos», dijo.

El líder de los maquinistas reaccionó, de esta forma, a los dichos de Daer, quien este sábado apretó a los diputados de la oposición que negocian con el oficialismo cambios en la ley ómnibus. «Los dialoguistas no van a poder caminar por la calle», advirtió.

Las diferencias que planteó Maturano no apuntaron solamente a Daer, uno de los triunviros que conducen la Confederación General del Trabajo, sino que incluyeron también a la postura de la central obrera de sumar acompañamientos diversos a su medida de fuerza.

«La CGT está compuesta por gremios confederados. Eso de amontonarnos con todos, con la CTA, con el Partido Obrero, con los movimientos sociales, Grabois incluido… Yo no tengo onda con eso«, señaló el ferroviario.

La crítica de Maturano hizo foco en aquellos sindicatos que no están confederados, o en los de base, que suelen adoptar posturas más «combativas» que las de los tradicionales caciques gremiales de la central de la calle Azopardo.

«Yo únicamente tengo onda con los que estamos dentro de la Confederación del Trabajo. Amontonar no. Ahora, que vos me digas unidad en acción, sí», dijo, moderando un poco el tono de los señalamientos.

«Que no se vengan a hacer los dueños del Salón Felipe Vallese, los dueños de la CGT. Porque ellos nos metieron un montón de denuncias en la OIT (Organización Internacional del Trabajo) diciéndonos que éramos unos burócratas sindicales», agregó.

Más Noticias