martes, 25 junio, 2024
InicioDeportesMurió una niña de 7 años al caerse de un toro mecánico...

Murió una niña de 7 años al caerse de un toro mecánico en una fiesta de cumpleaños

SANTA FE.– Una niña de 7 años murió ayer a la tarde, al caerse de un juego conocido como “toro mecánico” y golpear su cabeza contra el piso, en una zona donde no había protección. Ocurrió en Venado Tuerto, departamento General López, a 358 kilómetros al sur de la capital provincial.

La menor sufrió el accidente durante una fiesta de cumpleaños, que se desarrollaba durante la tarde del domingo, en un salón de eventos ubicado en la calle Moreno al 1100, en esa ciudad.

Por causas que ahora los investigadores tratan de determinar, la menor fue lanzada por el juego y cayó en una zona sin protección; por el golpe, sufrió una grave lesión en la cabeza.

El salón de fiesta en Venado Tuerto

Con la premura del caso, fue trasladada de inmediato al Hospital Alejandro Gutiérrez de Venado Tuerto, aunque según fuentes judiciales habría ingresado sin signos vitales ya que los médicos y paramédicos que la recibieron, a pesar de los esfuerzos realizados, no lograron revertir la situación.

Autoridades del citado establecimiento confirmaron ayer que “la niña de 7 años ingresó a la guardia sin signos vitales, aparentemente por un traumatismo craneoencefálico”.

El fiscal Damián Cassullo, de turno en los Tribunales de Venado Tuerto, solicitó al Tribunal Municipal de Faltas la clausura provisoria del establecimiento, medida que se cumplimentó al caer la tarde de ayer.

En tanto, esta mañana los investigadores iniciaron el trabajo para esclarecer las circunstancias exactas del accidente. Algunos testigos indicaron que el juego mecánico podría haberse descontrolado adquiriendo un ritmo de actividad que solo suele utilizarse en fiestas de mayores de edad.

El fiscal calificó el caso como un “homicidio culposo”

Ahora, en la sociedad santafecina, la polémica crece porque se estima inconveniente que un juego tan peligroso, dada la velocidad de movimientos que tiene, esté habilitado para niños de tan corta edad. Si bien tiene una protección con un piso inflable, no siempre las caídas se producen sin generar golpes. En este caso, la menor cayó fuera de la zona protegida por lo que el golpe resultó mortal.

En tanto, desde la Municipalidad de Venado Tuerto se aclaró este mediodía que la sala se encontraba habilitada y que el juego del toro mecánico estaba ajustado a los requerimientos establecidos por las autoridades pertinentes y chequeado en su funcionamiento por expertos matriculados. Ante una consulta, se indicó que “quien opera el juego es quien puede realizar un cambio de velocidades del aparato”, algo que quedará sujeto a los informes técnicos de la evaluación en marcha.

Quienes le brindaron los primeros auxilios a la niña habrían explicado a los investigadores que la niña cayó violentamente, golpeando su cabeza contra el piso. Desde ese mismo momento quedó inmovilizada, por lo que se estima que dicho golpe resultó letal.

La niña fue trasladada al Hospital Alejandro Gutiérrez, pero según se informó ingresó sin signos vitales

Tras la primera medida ordenada por el fiscal, de la clausura del local, trascendió que el funcionario judicial calificó el caso como un “homicidio culposo” y será materia de investigación en el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En las últimas horas continuaban las pericias pertinentes sobre el juego.

En tanto, fuentes judiciales admitieron que el fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Horacio Pueyrredón, quien a media mañana se hizo cargo de la causa tras la actuación de su par Damián Casullo, de turno ayer domingo cuando se produjo el hecho, tras la evaluación de la investigación de los peritos, podría imputar al propietario del local de juegos y al operador del “toro mecánico” que provocó la caída de la menor y su posterior deceso.

“Esa decisión se conocerá oficialmente en las próximas horas. Es que todavía se están realizando pericias para determinar lo sucedido”, admitió una fuente judicial a LA NACION.

Aunque no se aportaron las identidades de quiénes serían los sometidos a proceso para deslindar los responsabilidades en el caso, trascendió que el propietario del salón de eventos Big Party fue identificado como I.G., de 40 años, y el operador del toro mecánico, E. S., de 18 años. Para ambos, la fiscalía pediría la prisión preventiva por el delito de homicidio culposo.

Conocé The Trust Project

Más Noticias