viernes, 14 junio, 2024
InicioPolíticaEl Gobierno porteño busca "ordenar" la marcha universitaria de este martes y...

El Gobierno porteño busca «ordenar» la marcha universitaria de este martes y limitar los cortes de calles

En medio del discurso de Javier Milei contra las universidades públicas, con críticas a las autoridades, reclamos de auditorías y denuncias de supuesto adoctrinamiento, Patricia Bullrich advirtió que en la marcha de este martes aplicará el protocolo antipiquetes para impedir los cortes de calles, aunque en la Ciudad iniciaron conversaciones con los organizadores de la protesta para “ordenar” la movilización. Los funcionarios porteños admiten que dependerá de la convocatoria, que se presume será masiva.

Diego Kravetz, secretario de Seguridad y jefe de la Policía de la Ciudad, se reunió con Emiliano Yacobitti, vicerrector de la UBA. La concentración fuerte será en Plaza de Mayo, pero la discusión pasa por si habrá marcha, o varias, y los diferentes lugares de inicio, desde Plaza Houssay, frente a Económicas y Medicina, y otras facultades como Derecho y Sociales.

La idea de las agrupaciones sería ir primero la Congreso y luego seguir por Avenida de Mayo hasta la Casa Rosada. Los funcionarios del Gobierno buscarán evitarlo, porque de ese modo quedarían cortadas calles y avenidas de toda esa zona durante la tarde, y la movilización tendría que atravesar la 9 de Julio. Los organizadores pidieron autorización a la Ciudad. Waldo Wolff -ministro de Seguridad- adelantó que este lunes dará los detalles de la respuesta.

Vamos a decir con claridad qué es lo que se puede y lo que no, para afectar lo mínimo posible la circulación. Vamos a hacer cumplir lo mismo que en estos cinco meses. Está prohibido cortar la calle”, transmitieron desde la cartera, en línea con el discurso duro de Bullrich, aunque a la vez aceptaron que ante una concurrencia masiva no podrán evitar que la marcha cubra las calles: “Si en algún momento hay que interrumpir un carril porque no entran en la vereda, es lógico. Pero se les va a pedir que circulen y apelamos a que van a ser criteriosos”.

«Mantener el control de la situación»

Más allá de la dimensión de la marcha, en el Gobierno porteño buscarán mostrar que mantienen el control de la situación y que en caso de cortes de calles será por autorización de los funcionarios. “Pasó con la marcha de la CGT. En un momento desbordó la plaza y tuvieron que ocupar Lavalle, pero lo decidimos nosotros con un vallado”, diferenció un funcionario de Seguridad.

En el operativo habrá policías de la Ciudad y también fuerzas federales para custodiar el Congreso, la Casa Rosada y el Ministerio de Educación, entre otros puntos. “Para aplicar el protocolo, siempre depende de la cantidad de manifestantes. En la Ciudad tratamos de que los dos derechos, el de transitar libremente y el de manifestarse, puedan coexistir. Lo importante es que el gobierno les va a decir por dónde pueden ir”, aseguraron cerca de Jorge Macri.

El Gobierno sale a meter miedo con el protocolo antipiquete para que la gente no vaya a la marcha. Todos se plantean hacer una marcha en paz, nadie está planteando hacer un bloqueo. La sociedad argentina nunca va a aceptar que no va a poder manifestarse porque es un derecho constitucional”, dijo Yacobitti a FM Milenium.

En algo coinciden en el Gobierno de la Ciudad con los organizadores. “La idea es que sea todo pacífico”, deslizaron en la sede de la administración porteña, conscientes de que el costo político en caso de violencia y represión en una protesta de estudiantes y docentes universitarios, más allá de que también irán referentes políticos, sindicales y de organizaciones sociales, será mayor que otras manifestaciones o cortes de calles más habituales.

Hace unos días, cuando en la Facultad de Filosofía de la UBA armaron una clase pública sobre Puan, desde el Gobierno porteño hubo una primera reacción para despejar la calle y al final no la implementaron.

Más Noticias