sábado, 18 mayo, 2024
InicioDeportesLos secretos de los colores de tu casa: cómo afectan a tus...

Los secretos de los colores de tu casa: cómo afectan a tus emociones

Al momento de elegir el color para pintar las paredes de tu casa es importante pensar en todo. No solo en seleccionar un tono que combine con los muebles y la decoración, sino también considerar las emociones y sensaciones que queremos que nos genere cada espacio.

La naturaleza nos brinda distintos colores y a cada uno de ellos respondemos distinto. Tanto personas como animales reaccionamos a las tonalidades que nos rodean. La psicóloga Bárbara Ayub (MN 57307) del equipo Psicointegral, cuenta que existen distintos grados de respuesta: más a nivel fisiológico (frente al color rojo, el miedo) y también a nivel psicológico, en el caso de los humanos: “El color de una pared no sólo produce sensaciones, sino algo más profundo que son las emociones. Y eso obviamente puede afectar a nuestro estado de ánimo”.

Cuenta que se podría hacer una gran división entre colores cálidos y fríos para hablar del efecto que tienen en las emociones. Los colores cálidos, como el amarillo y el rojo, se vinculan más al fuego y se los considera como excitantes del sistema nervioso: producen exaltación, energía o excitación. En cambio, los fríos (como el azul, el violeta o el verde) son más sedantes; generan tranquilidad, pasividad, pero también son poco vitales, entonces también nos pueden producir cierta depresión.

Ayub, que además de ser psicóloga, se encuentra actualmente pintando su casa, aclara que los colores pueden afectar al estado de ánimo, pero asegura que no es algo definitivo. “Influyen también cuestiones de contexto, culturales y la inteligencia emocional que cada persona tenga”. Cuenta que en un país como India el naranja se puede asociar al budismo y, por ende, a la calma; también que hay personas que están más desconectadas de su parte emocional, “son más racionales, más rígidas, y no les va a producir mucho que le pintes una pared de amarillo”.

Los colores fríos (como el azul, el violeta o el verde) son más sedantes; generan tranquilidad, pasividadSherwin Williams

En este sentido, Marcos Apud (MN 31438), psicólogo, biohacker y wellness coach, explica que colores claros como el celeste, el rosa, el blanco y ciertos tonos pasteles generan un estado de calma y tranquilidad. Cuenta que jamás utilizó en consultas con sus pacientes camisas que no fueran de esas tonalidades, para ayudar a generar un ánimo de calma mientras conversan.

Por su parte, explica que hay colores energizantes, estimulantes y colores que son completamente relajantes: “No es lo mismo pintar un cuarto donde hacés actividad física de amarillo o naranja, que estimula y da intensidad, que dormir en un cuarto con ese color. La diferencia está en el uso y la actividad”. Señala que los colores como el amarillo y el rojo (colores cálidos) y el negro, pueden generar nerviosismo y tensión. Explica que si uno pinta un dormitorio con todas las paredes de rojo (que no es lo mismo que pintar una sola pared de rojo) “es algo que altera y puede hacer que las personas que residen entre esas paredes, viven en estado de pelea constante, mantengan discusiones, se irriten y se pongan de muy mal humor”.

Fátima Bandeiras, diseñadora de interiores, fundadora de FA Interiores, explica que existe un libro llamado Psicología del color, muy utilizado en el mundo del diseño de interiores, a la hora de expresar las emociones que los clientes quieren experimentar en cada uno de los espacios. Allí se cuenta de una investigación, que se realizó entrevistando a personas de distintas edades, zonas y estratos sociales, preguntándoles qué les genera cada color, “y la mayoría de las personas respondemos lo mismo; hay algo como universal en lo que nos generan los colores”, señala Bandeiras.

Explica que el verde y el azul (colores fríos) nos transmiten relajación y paz, porque son los que más se asemejan a lo que es estar en contacto con la naturaleza, en vacaciones, en el verde, en el campo, el mar o la playa. “Son colores que transmiten mucha serenidad. Y cuanto más saturado es el color, más energía y vitalidad provocan”, agrega.

Al momento de elegir los colores para cada lugar de la casa es importante considerar las emociones y sensaciones que queremos que nos genere cada espaciosheff – Shutterstock

En su caso, a la hora de elegir el color que usar para cada espacio de la casa, cuentan con una serie de preguntas que les hacen a sus clientes, para indagar sobre qué quieren sentir y transmitir en los ambientes. “La elección exacta del color, del código del color, se basa en las sensaciones que la familia quiere experimentar y sus gustos”, señala Bandeiras. Para conocer esas sensaciones, les piden fotos de viajes, experiencias, cosas que les gustan, que les hablen de aquello que quieren sentir allí. También preguntan sobre las dimensiones del espacio o elementos a destacar, para usar colores que resalten o ayuden a dar otras dimensiones a los espacios.

Al momento de pintar cada espacio, es importante pensar en el uso que se le va a dar y qué sensación se quiere generar allí. En el caso de lugares que se destinan al descanso, como los dormitorios o un play room, la psicóloga Ayub recomienda utilizar los colores más fríos. Son espacios donde “queremos generar sensaciones relacionadas con la calma, la paz y la serenidad” explica Bandeiras y, en su caso, sugiere colores más suaves, neutros, relacionados con los colores de la naturaleza (beige, arena, terrosos, verdes, azules).

Para lugares donde se busca activación, Ayub recomienda colores que enciendan, que den energía. También señala que el blanco es un color que ayuda a la concentración. En el caso del living y del comedor, explica que elegiría colores que inviten a estar tranquilos, pero también buscaría una mezcla: “Hay una cuota muy personal en eso, porque hay gente que hace muchas cosas ahí y hay personas que allí trabajan y necesitan atención. Lo pintaría de blanco y le daría toques con decoración, no tanto con la pintura de la pared”.

En cuanto al living, comedor y cocina, Bandeiras señala que son lugares ideales para elegir colores neutros (los grises, marrones, blancos, negros, beige, arena); pero “como es un espacio compartido en familia, más social, donde se desarrollan las actividades (y no donde vas a dormir) le ponemos un touch de color”. Por su parte, sostiene que muchas veces son colores verdes y azules en tendencia, que se suman en la decoración, en accesorios como almohadones. Señala que en el living también se quiere mostrar la elegancia, la modernidad, la tendencia, por lo que son espacios que pueden jugar más con los colores.

La naturaleza nos brinda distintos colores y a cada uno de ellos respondemos distinto.Colorín

De todas formas, recomienda lograr un hilo conductor en la identidad de la casa; una paleta común, con colores que van variando en cada sector. “Cada familia quiere transmitir cosas diferentes; hay algunas que quieren que toda la casa sea un oasis de paz, por lo que toda la casa elige tonos terrosos, beige, arena, blancos, algunos azules en accesorios. Otras quieren algo más moderno, con cocinas negras, mucha iluminación y elegancia”.

Cintia Fragoso, arquitecta de interiores, especialista en color en Sherwin Williams, señala que en espacios como el comedor o la cocina se pueden usar colores como naranja o rojo, porque son lugares donde nuestros sentidos se estimulan, a comparación de una sala de estar. En el caso de los dormitorios explica que “para descansar lo ideal es que tengamos colores más pasteles o terrosos, gris, beige, tonos que ayuden a descansar. Se pueden usar colores fríos, siempre pensando en la luz que le vamos a poner o que entra naturalmente”.

Como señalaba antes Marcos Apud, es importante considerar el uso y la actividad a la que se quiere destinar cada espacio. Pensar si se lo usará para actividades de descanso (para lo cual se utilizarán colores relajantes) o de acción, con colores que estimulen y den intensidad.

Así lo expresa también la arquitecta Antonella Elberg, coordinadora de interiorismo en Grupo 8.66: “Cuando se trata de elegir el color de un espacio es importante hacerse preguntas como qué tipo de ambiente se quiere crear, cuál es el propósito de la habitación, qué sensación se busca generar en el usuario y qué estilo decorativo se quiere seguir”. En su caso, recomienda los colores suaves en toda la vivienda, para generar armonía y serenidad. Sugiere usar los colores vibrantes, para aquellos espacios específicos donde se busca romper la armonía. Además de esa gran distinción, usaría los cálidos (rojo, naranja) para espacios de energía, creatividad, vitalidad, vibrantes; para lugares de ejercicio, donde se busca creatividad. Haría uso de los fríos, neutros y grises para espacios donde se busca la tranquilidad y la serenidad.

Al momento de pintar cada espacio, es importante pensar en el uso que se le va a dar y qué sensación se quiere generar allí.Colorín

¿Cuáles son los colores de este año?

Las grandes marcas de pinturas ya eligieron sus colores para este 2024. Cada uno de ellos busca generar también un clima, estado de ánimo o sensación particular.

Colorín ofrece entre sus propuestas paletas vinculadas a la calma y la tranquilidad. “Vibrá calma” se propone para espacios como dormitorios, lugares de home office y baños. “Sus colores estimulan a la introspección y al autoconocimiento. La premisa es crear espacios tranquilos, para conectar con nosotros mismos y con los demás”, señalan desde Colorín. Otra de sus paletas, con rojos, naranjas, azules y violetas, se dirige a los amantes de la tecnología y la innovación.

Por su parte, Sherwin Williams, eligió como su color del año 2024 un azul, que busca evocar “una sensación siempre presente de paz que se encuentra al ir más despacio, tomar un respiro y permitir que nuestra mente se aclare”. Busca inspirar espacios de “meditación y paz absoluta” ya sea en entornos residenciales como comerciales. Fragoso señala que el azul es un color muy adaptable a los espacios y que “nos habla de cómo le estamos perdiendo miedo al color; estamos saliendo de una época donde queremos todo minimalista, muy limpio, para pasar a una etapa en la que podemos hacer más cálidos nuestros espacios”.

Bandeiras señala que el color rojo se expuso internacionalmente en el 2023 en varios ámbitos como un tono en tendencia. “En la Argentina y en Brasil es un color que estamos viendo, pero no en nuestros proyectos. Nos encontramos en una tendencia que comenzó hace cinco años, que es cada vez más elegante; empezó con los colores verdes más apagados, luego con azules más elegantes (más fuertes) y los grises, los negros (el negro pisando fuerte en la cocina, como sinónimo de modernidad), beige y arena. Esos son los que la mayoría de las veces nos están pidiendo”.

Para elegir el color de las paredes de la casa también es importante considerar el uso y la actividad a la que se quiere destinar cada espacioColorín

propiedades

Conocé The Trust Project

Más Noticias