lunes, 22 julio, 2024
InicioPolíticaDesconcierto entre los gobernadores por la "radicalización" del Ejecutivo: advierten que sin...

Desconcierto entre los gobernadores por la «radicalización» del Ejecutivo: advierten que sin canales de diálogo será la Justicia la que resuelva el recorte de los fondos federales

«No entendemos la generalización que hace el Gobierno, donde nos pone a todos en la misma bolsa con Kicillof, por ejemplo, que sí se beneficiaba con partidas discrecionales. Acá están en discusión recursos avalados por ley, como el incentivo docente (Fonid) o el subsidio al transporte», se queja uno de los gobernadores «aliados» que observa con preocupación la falta de canales de diálogo con la Casa Rosada lo que tornaría inevitable, según coinciden en el entorno de varios mandatarios, la judicialización del recorte implementado por la Nación.

Este martes retornarían al país el tanto Javier Milei como el ministro del Interior, Guillermo Francos, tras haber compartido con el Papa Francisco la canonización de Mama Antula. Pero desde la vocería del titular de la cartera política sostienen que «no está definida» la eventual convocatoria a los caciques provinciales para avanzar en un nuevo pacto fiscal y aquietar, así, la tensión existente entre la Nación y las provincias.

Si bien la embestida del Ejecutivo en pos de hacer cumplir el mantra del déficit cero ha acercado posiciones entre gobernadores de distintos signo político, aún no hay una postura uniforme sobre cuál debería ser la reacción de las provincias para «defender» los intereses federales en disputa.

Hay algunos mandatarios que piden una «discusión más amplia» en el marco de un nuevo pacto fiscal en el que, por ejemplo, se ponga en debate la coparticipación del impuesto PAIS y al Cheque. El problema es que esas alternativas ya fueron rechazadas por un Ejecutivo que sólo parece dispuesto a que sean las propias jurisdicciones las que avancen en una poda de sus gastos.

Empero, la vía judicial parece un destino manifiesto habida cuenta que el Gobierno estaría contraviniendo la ley que creó el Fonid en los años ´90 y también aquella que establece los gravámenes a los combustibles que financian el Fondo Compensador, el mismo que fue eliminado la semana pasada y otorgaba subsidios al autotransporte de pasajeros por fuera del AMBA.

La situación es de tal gravedad que en el chat de los 24 gobernadores -que incluye al alcalde porteño, Jorge Macri– cada vez son más asiduos los intercambios. El bonaerense Kicillof es uno de los más interesados en «trabajar en alternativas conjuntas» para poder garantizar los intereses de las provincias.

A través de esos diálogos, surgió la nota firmada por todos los ministros de Educación provinciales dirigida a Carlos Torrendel, titular del área a nivel nacional, en la que le manifiestan su preocupación por la quita del Incentivo docente. También ese foro parió la convocatoria que este jueves intendentes de todo el país realizarán en Capital para reclamar por el recorte de los subsidios al transporte. «Si el Gobierno no devuelve esa plata, vamos a presentar el boleto de $1000 como la ´tarifa Milei´«, enfatiza un funcionario consultado, al hacer referencia a una medida similar a la adoptada por Sergio Massa en la previa a las elecciones del 22 de octubre pasado.

«En Córdoba el Fonid es un pasamanos. Si el 15 de febrero no lo transfieren, los maestros de la provincia no lo cobran porque aquí se deposita por afuera del salario», indican cerca del gobernador Martín Llaryora, donde advierten sobre una pronta judicialización de la medida al no estar dispuestos «a perder recursos garantizados por leyes».

Los mandatarios más dialoguistas, en tanto, esperan que el Gobierno se avenga a retomar el dialogo político porque, de lo contrario, el diferendo lo terminaría resolviendo la Justicia con el consiguiente riesgo de «paralizar» la gestión nacional.

Por su parte, el riojano Ricardo Quintela ya recurrió a los tribunales para intentar frenar la quita de subsidios al transporte. Kicillof, en cambio, optaría articular con otros pares medidas destinadas a presionar «políticamente» al Ejecutivo, porque la judicialización podría «demorar» una respuesta y los recursos se necesitarían de manera urgente para hacer frente a las obligaciones.

«Es fácil ajustar con la plata de los otros», abunda el gobernador citado al comienzo y sostiene que «acuerda con el rumbo de Milei porque hay que cambiar el modelo económico y porque es mejor sea él el que haga el ´trabajo sucio». Pero no vamos a avalar que se metan con las cajas legítimas».

Más Noticias