domingo, 21 abril, 2024
InicioSociedadAtacan a balazos la sede de las TOE de Rosario

Atacan a balazos la sede de las TOE de Rosario

Una nueva balacera se produjo en inmediaciones de la sede de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE). Horas después, en la misma tarde del martes, fueron detenidos tres jóvenes. Se trata del segundo ataque a esa división de la fuerza de seguridad provincial en Rosario, en menos de un mes. Por el primer atentado del 20 de enero pasado, en tanto, ayer fue imputado un hombre detenido la semana pasada mientras conducía una camioneta en la zona de pasaje Acuña y Rouillón, al oeste de la ciudad. Portaba tres pistolas y un cartel amenazante en el que estaban mencionados las TOE y el gobernador Maximiliano Pullaro, quien también viene recibiendo notas amenazantes, en diferentes hechos de intimidación pública.

El segundo ataque en veinte días contra las TOE tuvo lugar el martes por la tarde. Poco después, en el marco de un rastrillaje en la zona de calle Ituzaingó y pasaje Tesla, a unos 600 metros de la sede de la dependencia policial atacada, los agentes dieron con tres adolescentes cuya situación quedó a cargo de la Justicia de Menores. Cerca de allí se secuestró un arma de fuego que se investiga si éstos descartaron.

«Se oyeron disparos de armas de fuego y los vecinos de Ituzaingo y Ruillón alertaron también por el hecho. Ante el llamado, acudió al lugar personal policial y se secuestró un arma de calibre 9 milímetro. Fue a escasos metros de las TOE. Se encontraron tres vainas servidas y además se secuestró una bicicleta en la que se movilizaba uno de los detenidos», indicó Daniel Acosta, jefe de la Unidad Regional II.

El hecho cobra fuerza y suma a la preocupación por el primero de los ataques a esa dependencia, que tuvo lugar el 20 de enero por la noche, en la sede ubicada en Rouillón al 1900. En esa oportunidad, los autores se desplazaban en un automóvil y dejaron una nota en el lugar que rezaba «dejen de molestar» y mencionaba a una banda de la zona.

Por ese hecho fue imputado ayer el conductor de una camioneta, detenido el miércoles pasado con pistolas y un cartel en el que estaban mencionados las TOE y el mandatario provincial. En total, se le atribuyeron tres ataques cometidos en el lapso de 3 días, que implica la balacera contra las TOE, y otros dos por un joven herido en Pedro Lino Funes y Cerrito, y contra la estación de servicios de Avellaneda y 27 de Febrero.

El fiscal Franco Carbone acusó a Alexis Michel Chávez Mansilla, de 28 años, por intimidación pública agravada. En el caso de las TOE, del 20 de enero, «concretamente, la participación de Chávez Mansilla consistió en resguardar el arma de fuego utilizada para la comisión del ilícito, de conformidad a lo previamente acordado con los autores materiales del mismo y haberla conservado hasta el día de su detención». En ese senido, sumó la imputación por portación de una pistola calibre 9 milímetros, una calibre .40 y otra .380, secuestradas por el Comando Radioeléctrico dentro de la Hilux en la que circulaba al ser arrestado, cuando también se le encontró el cartel amenazante que no llegó a ser utilizado.

Para Carbone, «el ataque armado del 20 de enero tuvo la clara finalidad de infundir temor y conmoción pública. Ello se evidencia no sólo en los medios materiales escogidos para la perpetración del hecho delictivo, sino también en la selección de un establecimiento comercial ubicado en arterias principales de la ciudad de Rosario, a sabiendas de que ello generaría una mayor visibilidad, máxime teniendo en cuenta la coyuntura especial en la que se encuentra la provincia de Santa Fe, en momentos en que las distintas fuerzas policiales junto a los más altos funcionarios del gobierno provincial están siendo objeto de reiteradas amenazas”.

Además, esta semana fue detenido un joven sospechado de haber sido quien robó el auto con el que se cometió aquel ataque del 20 enero. Victor Almaraz fue imputado ayer por esa participación en el ataque, y también por el homicidio de Miguel Majlin, de 84 años, cometido el sábado pasado en Río de Janeiro y Mendoza –de barrio Echesortu–, cuando le robaron una Ford Eco Sport, que esa misma noche apareció abandonada, en la que se encontraron las huellas del detenido. Ayer quedó en prisión preventiva, tras la acusación del fiscal Patricio Saldutti, por el crimen del jubilado, y de su par, Pablo Socca, por el robo del auto usado para la balacera del 20 de enero.

Más Noticias