lunes, 15 abril, 2024
InicioPolíticaCon Daniel Scioli, ya son más de 40 los peronistas con cargo...

Con Daniel Scioli, ya son más de 40 los peronistas con cargo en el gobierno de Milei

Nadie anda diciendo siempre toda verdad. Como la ley de gravedad, el instinto de autopreservación se impone naturalmente. Y en política, ni hablar. Ningún candidato blanquea todo lo que piensa hacer. En campaña, el plan de gobierno no es lo principal. Lo que más pesa, sobre todo en el corsé de las redes sociales, es la necesidad de construir un relato que penetre en la audiencia.

Javier Milei no parece ser la excepción. Sostiene ese relato que lo convirtió en Presidente, despotricando con ahínco contra una casta difusa que él mismo se esmera en reciclar.

El pedigrí libertario confunde. La incorporación de Daniel Scioli como súper ministro de su gobierno es sólo una mancha más a un dálmata que ya cuenta 40 pinceladas con tonos de todo el abanico peronista, con massistas y kirchneristas.

El propio mentor de la llegada de Scioli, fue antes su subordinado: el ministro de Interior, Guillermo Francos, quien convenció al Presidente de afrontar el costo político de convertir al ex embajador de Brasil como flamante líder libertario de una cartera que agrupa Turismo, Deportes y Ambiente.

Quizás la mayor fortaleza de Scioli sea el talento de mimetizarse con un témpano que no reacciona ante nada. Se le puede decir y hacer de todo, que nunca parece enfadarse.

En el menú de Scioli abundan las ancas ranas. O los sapos, para ser precisos. El último plato que se comió fue cuando le hizo el juego a Alberto Fernández y Enrique Pepe Albistur para competirle a Massa (y a los K) en unas PASO. Lo bajaron de un hondazo cuando Santiago Cafiero y Victoria Tolosa Paz consiguieron sus conchabos.

«Scioli boludo no es, pero tiene un talento inigualable para disimularlo. Siempre supo que Alberto y Pepe lo usaban para negociar con Cristina. Pero él lo aprovechó para reinstalarse. Alberto terminó exiliado en España, Massa pedaleando en la estratósfera y Cristina escondida en el Sur. ¿Quién es el boludo?», reflexiona ante Clarín un íntimo del ex motonauta.

En el listado de peronistas que integran el gobierno de Milei hay de todo. El propio Francos, amigo personal de Scioli, tiene una larguísima historia en el peronismo, de todos los colores. Aunque hay que reconocerle que siempre logró escaparle al mote de kirchnerista.

Rodolfo Barra es otro de la vieja escudería ligada al justicialismo. Como tantos compañeros peronistas, se formó en organizaciones estudiantiles de derecha, ligadas a Tacuara. Hombre clave en la gestión menemista y ex miembro de la Corte Suprema, hoy es el jefe de los abogados del Estado, Procurador General de Milei.

Camilo Baldini, militante de La Cámpora, sigue en Correo Argentino. «No me consta, pero es sospechoso que Máximo Kirchner siga manejando la multimillonaria caja del Correo. Lo mismo que Massa y esa pax sin denuncias judiciales que el Gobierno parece haberle garantizado por los desmanejos en AySA y Trenes Argentinos», señala un funcionario bonaerense.

Marco Lavagna, otro massista puro que sigue manejando con libertad el poder del Indec. Roberto, el padre, de opinar de todo pasó a no opinar de nada sobre las medidas económicas de Milei.

Mario Russo, al frente del ministerio de Salud, es otro de los massistas que supo secundar a Malena Galmarini en AySA.

La lista es extensa. Fabián Lombardo, fue designado presidente de Aerolíneas Argentinas después de haber desembarcado en la empresa durante la gestión de Alberto Fernández. No es considerado por Máximo Kirchner como de lo suyos. Pero hay al menos una docena de integrantes de La Cámpora que siguen en lo más alto de la administración de la línea aérea de bandera.

Eduardo Leguizamo, el designado por Milei como titular del PAMI, estuvo involucrado en una denuncia que hizo el propio ministro de Defensa, Luis Petri, por supuestos desvíos de fondos de la obra social de jubilados a unidades básicas de La Cámpora que se hacían pasar por prestadoras.

Otros casos son los de la massista Flavia Royon, secretaria de Minería en la gestión libertaria; o las kirchneristas Yanina Martínez, que quedó al frente de la subsecretaria de Turismo, y Valeria Ambrosio, en la dirección del CCK. También continúan en la función pública Leandro Madcur, ex funcionario de Massa y designado por Milei como representante ante el FMI; Rosana Lodovico, otra massista nombrada en la Aduana; y Guillermo Nielsen, otro ex referente del equipo económico del tigrense que fue nombrado en la embajada argentina en Paraguay.

La lista contempla más de 40 cargos en la gestión de Milei para peronistas, massistas y kirchneristas.

«La casta tiene miedo, la casta tiene miedo», cantaban los militantes libertarios para defender la Ley Ómnibus del gobierno de Milei. No se estaría notando demasiado.

Más Noticias