domingo, 21 abril, 2024
InicioDeportesCuota del monotributo: cuánto hay que pagar en enero 2024

Cuota del monotributo: cuánto hay que pagar en enero 2024

Para saber cuánto hay que pagar de monotributo en enero 2024 es preciso diferenciar a qué categoría del esquema simplificado pertenece el contribuyente, lo cual modifica el valor de su cuota mensual.

Dentro de este pago hay distintos aspectos que forman este esquema, ya que el monotributo sustituye el pago de IVA y Ganancias y lo unifica con los aportes jubilatorios y la obra social. A su vez, el mismo se diferencia entre quienes realizan locaciones y prestaciones de servicios y otra columna destinada a las personas dedicadas a venta de cosas muebles.

El contribuyente debe revisar por sí mismo qué categoría del monotributo integra, luego de la recategorización de este impuestoShutterstock – NIKON D1

Además, en el primer mes del año se realizó la suba de los topes de facturación, que alcanzó el 49,02 por ciento para todas las categorías. Por eso, ahora corresponde a los contribuyentes realizar la recategorización, y verificar si el estamento tributario al que pertenecían hasta la actualización es el mismo que de ahora en adelante.

Vale recordar que las personas que estén dentro del régimen para pequeños contribuyentes tienen una categoría según sus ingresos acumulados en la actividad de los últimos 12 meses. A partir de estos, se determina en qué grupo entran y de cuánto son los impuestos y aportes que deben hacer mensualmente al organismo.

Una vez actualizados los topes de facturación, estas son las cuotas del monotributo de enero 2024 para quienes tengan que pagar todos los componentes de este impuesto:

Los montos y categorías del monotributo para 2024

A continuación, así quedan los ingresos anuales máximos para cada categoría del monotributo con los nuevos valores que estarán vigentes a partir del 1 de enero:

Pese a esta modificación, los monotributistas abonarán la misma cuota e importe por impuesto integrado, y aportes de obra social y jubilación.

Para entender en qué categoría de este régimen entra cada persona, debe tomar en cuenta sus ingresos brutos, es decir el dinero producido de las ventas, locaciones o prestaciones correspondientes a las operaciones que realiza el contribuyente por cuenta propia o ajena. A esto se le suma la superficie afectada ―el espacio físico que tiene destinado solo a la atención al público―, la energía consumada por su actividad y los alquileres devengados.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias