domingo, 14 abril, 2024
InicioPolíticaTras la polémica en el Festival de Jesús María, ahora Peteco Carabajal...

Tras la polémica en el Festival de Jesús María, ahora Peteco Carabajal dice que aceptaría hablar con Victoria Villarruel

Después de su controvertida frase contra Victoria Villarruel en el festival de Jesús María, Peteco Carabajal volvió a presentarse en la provincia de Córdoba. Fue sobre la noche del lunes, cuando estuvo en Cosquín y volvió a referirse a la polémica. Esta vez, el folklorista intentó bajar el tono y aseguró que aceptaría hablar con la vicepresidenta, en medio de las críticas a la ley ómnibus por su impacto en cultura.

Carabajal dijo que reflexionó tras sus dichos en el escenario de Jesús María, justo cuando Villarruel entraba a la platea del festival, una presencia que había promocionado por sus redes sociales. Este lunes por la noche, en Cosquín, dijo que reflexionó sobre ese episodio, que fue una reacción «desde el inconsciente» y que le gustaría reunirse con la vicepresidenta para conversar, «en representación de los compañeros», sobre el proyecto que Javier Milei envió al Congreso.

El compositor santiagueño había quedado en el centro de la escena el pasado 12 de enero, cuando Villarruel visitó el tradicional festival de Doma y Folklore. Su anunciada presencia fue recibida cálidamente por el público presente, pero vivió un incómodo momento al ingresar a las plateas mientras se realizaba la presentación de Los Carabajal.

«No se paren porque no ha llegado nadie», fue la frase que se escuchó, en tres oportunidades, proveniente desde el escenario mientras se realizaba la presentación del espectáculo que reunía a buena parte de la constelación familiar: Peteco, Musha, Kali, Cuti y Roberto.

El show estaba en pleno desarrollo cuando llegó la comitiva que acompañaba a Villarruel y el público que se encontraba en las plateas comenzó a ponerse de pie para observar lo que sucedía. Mientras el resto del conjunto seguía con la canción, Peteco se dirigió a los presentes y les solicitó que se sienten porque no había «llegado nadie», en lo que fue una clara alusión a la titular del Senado.

En medio del torbellino, los demás integrantes de su conjunto emitieron horas después un comunicado para despegarse de los dichos: aseguraron que las palabras de Peteco «no los representa».

Este lunes, el músico volvió a presentarse ante el público cordobés. Fue uno de los artistas que participó de la tercera noche del Festival Nacional del Folklore de Cosquín junto a sus hijos y la banda Riendas Libres. Y reconoció que sintió un «poquito» de temor por la reacción de la gente.

Sin embargo, dijo que sintió el apoyo y reflexionó: «Me ha hecho ver que el respeto del que tanto hablan y del que tanto me han castigado siempre está al toque de solucionar y como corresponde poder pedir las disculpas y el otro de darla».

Peteco Carabajal habló con la prensa, tras presentarse en Cosquín.Peteco Carabajal habló con la prensa, tras presentarse en Cosquín.

Sobre su postura en Jesús María, el cantante comparó: «Lo que he dicho no me vuelvo atrás de eso porque ha sido el inconsciente, ha sido sin pensar. Si tuviese que decirlo personalmente lo diría con otras palabras porque entiendo por lo que está pasando el país».

Además, reconoció que arriba del escenario le faltó «un poquito de humor para terminar el tema y hacer que la gente la salude como corresponde». Y agregó, con una mueca en su rostro: «Se me ha escapado esa, perdón, pero lo haría tranquilamente».

En diálogo con El Doce TV, Carabajal fue consultado luego del show sobre los cambios en el área de la cultura que incluye la ley ómnibus y que incentivó a cientos de artistas a firmar una carta abierta contra las modificaciones que propone el gobierno de Javier Milei.

En ese sentido, planteó que estaría dispuesto a charlar con Villarruel en representación de todos los artistas: «Hablaría con ella en nombre de muchas compañeras y compañeros por lo que pueda pasar con cosas que han costado muchos años de trabajo». Y aclaró: «No se trata de que veníamos disfrutando de sobres ni de ninguna de esas macanas que se hablan, sino que veníamos disfrutando de los derechos conseguidos durante mucho tiempo».

Días atrás, Villarruel se había referido al episodio y lo tomó con calma. «Yo pensé que lo decía en realidad como una ironía, como diciendo ‘no se paren, pero párense'», consideró.

La vicepresidenta subió un fragmento de la entrevista a su cuenta de X, en el que además, declaró: «Yo no vine para discutir con Peteco Carabajal, vine para apoyar a Jesús María, apoyar al festival que hace una labor fundamental para más de veinte escuelas de la zona, que es un festival autosustentable lleno de gente y es un orgullo de Córdoba».

De todos modos, reconoció que más tarde desde su equipo le explicaron el contexto: «Me explicaron quién era y que era una mención de repudio a mi visión ideológica». Pero evitó entrar en la polémica: «Lo de Peteco me pareció gracioso en ese momento y sigue siendo gracioso ahora».

El Dúo Coplanacu citó a Peteco Carabajal

El Dúo Coplanacu, grupo folclórico compuesto por Roberto Cantos y Julio Paz, se sumó a las críticas de la ley ómnibus en cultura en el escenario de Cosquín y citó a Peteco Carabal sobre el escenario Atahualpa Yupanqui.

«Si se ningunea la cultura, si se la desprecia, vamos a andar como dice la canción de Peteco ‘sin rumbo y sin camino'», remarcó Cantos, en alusión a Arde la vida, canción perteneciente a quien integra –junto a «los Copla» y Raly Barrionuevo- La Juntada, proyecto de santiagueños que se presentará este miércoles en el festival.

«La cultura es muy rica y es muy diversa, y no es una rama de la economía. Es un árbol tremendo y generoso que se nutre de nuestras vivencias y nos regala, día a día, esta forma de sentir, esta forma de la identidad”, agregó el guitarrista en un alto de la presentación.

En su capítulo sobre la cultura el proyecto de ley ómnibus propone la derogación del Fondo Nacional de las Artes y del Instituto del Teatro. En cambio, mantiene el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) con modificaciones en su composición y financiamiento, en particular dispone topes para los porcentajes de los fondos que se pueden utilizar para la administración del organismo; propone cambios en la administración de las Bibliotecas Populares y reduce drásticamente el ámbito de participación del Instituto Nacional de la Música.

Desde el sector cultural salieron rápidamente a rechazar los cambios. Hubo movilizaciones frente al Congreso, a la Casa Rosada y en las principales ciudades del país.

Más Noticias