martes, 25 junio, 2024
InicioEconomíaLa agenda de género, el desafío clave al que se enfrenta el...

La agenda de género, el desafío clave al que se enfrenta el mercado

En el panel organizado por Clarín acerca de las mejores empresas para trabajar, todas las expositoras eran mujeres. El detalle permite ver que en el sector corporativo el área de Recursos Humanos tiene un predominio femenino. Pero todavía falta un largo camino para que las mujeres accedan a posiciones de liderazgo en condiciones de igualdad.

YPF es una de las compañías que puso en marcha un programa para darles espacio a las mujeres en un ambiente tradicionalmente masculinizado como el petrolero.

“Esta es una industria muy masculinizada y que típicamente está asociada a la fuerza, a la adversidad, al clima hostil. Desde hace años venimos trabajando en esos paradigmas porque conseguir condiciones de trabajo favorables es para todos, y no para un género u otro”, explicó Florencia Tiscornia, vicepresidenta de Personas y Cultura de YPF.

Los cambios que llevaron adelante incluyeron desde un rediseño de los uniformes, que antes eran únicamente para hombres, hasta cambios en la infraestructura para que haya vestuarios femeninos y un lactario en las sedes de la empresa.

“Pero también trabajamos en cosas quizá más complejas, como por ejemplo, cómo transitan la maternidad las mujeres, cómo trabajamos en la corresponsabilidad, cómo trabajamos en todo un ecosistema de protocolos de buen trato, de diversidad y la inclusión”.

Buscaron que en las ternas para acceder a cargos hubiera más presencia femenina. Así lograron mover la aguja y que la presencia de mujeres en posiciones de liderazgo en YPF pasara del 12% en 2017 al 20% cinco años después.

“En este mundo cada vez más complejo se necesita una mirada absolutamente distinta, disruptiva. La brecha de género se va acortando, pero tenemos que acelerarla. Necesitamos diversidad. Hay mucha necesidad de que los lugares de liderazgo empiecen a ser ocupados también por mujeres. Eso nos va a permitir más rápido acortar la distancia hacia abajo”, sumó Paula Uhalde, secretaria de TransformaciónCultural enCABA.

La brecha de género también se hace sentir en el sector tecnología donde son pocas las chicas que se vuelcan a este tipo de carreras. “Nosotros estamos trabajando activamente en temas asociados a corresponsabilidad en las áreas de ingeniería y hoy trabajando desde los colegios para incentivar a las chicas a volcarse al sector IT”, destacó Claudia Nisebe, senior manager de People Growth de Telecom.

“Contamos con el programa Chicas digitales. Allí tenemos mujeres en posiciones de liderazgo que son mentoras de otras que están empezando la carrera. Las mujeres a veces nos relegábamos a nosotras mismas porque nos sentíamos inseguras. Por eso trabajamos desde las escuelas con estos programas”, indicó Nisebe.

“Hay dos grandes temas pendientes en el mercado: el género y la edad”, contó Andrea Avila, CEO de Randstad. Aunque muchas empresas tienen programas específicos, es difícil insertar laboralmente a los mayores de 45 años. “Lo que vemos en las 100 ternas que presentamos todos los días por nuestro trabajo es que la balanza de nuevo se inclina hacia los más jóvenes”.

“Hay que poner al género y a la edad en todas las organizaciones arriba de la mesa: hablarlo, medirlo y accionar en consecuencia. Ese es el desafío que tenemos para los próximos años”, resumió Avila.

Más Noticias