domingo, 14 julio, 2024
InicioSociedadMurió el empresario Constancio C. Vigil

Murió el empresario Constancio C. Vigil

Fue uno de los empresarios más característicos de la década de los 90. Estaba viajando a Miami a ver a Lionel Messi.

El empresario de medios Constancio Vigil, una de las figuras más emblemáticas de la década del 90, falleció en las últimas horas, a los 86 años, mientras viajaba rumbo a Miami a ver un partido del equipo de Lionel Messi.

La información fue confirmada por uno de sus hijos, Constancio Vigil (h), que lo despidió a través de las redes sociales. «Hasta que nos volvamos a ver», le escribió.

Según comentaron desde la familia Vigil a Diario Crónica, falleció cuando volaba desde Montevideo (el lugar donde vivía) hasta Miami, donde tenía pensado visitar a Lionel Messi.

«Estaba en plenitud y muy contento por ver a Messi», comentaron a Crónica. El cuerpo de Vigil fue trasladado al Jackson Memorial Hospital de Miami, donde le realizarán una autopsia.

Padre e hijo en su avión privado. El empresario Constancio Vigil falleció mientras viajaba de Montevideo a Miami

Padre e hijo en su avión privado. El empresario Constancio Vigil falleció mientras viajaba de Montevideo a Miami

Liliana Pata, su esposa, y Víctor González, uno de sus socios en distintos negocios, viajaban en estas horas a Estados Unidos para organizar la repatriación de sus restos, que se concretaría el miércoles.

A sus 86 años, Vigil se mantenía todavía activo. Entrenaba tres veces por semana y seguía haciendo negocios. Hace pocos años había sido padre de dos hijos, Emma y Carlos, que había tenido junto a Pata a través de un vientre subrogado.

«El razonamiento mío es que tengo 86 años. Pensé que Emma, en algún momento, seguramente se va a quedar sola sin papá y sin mamá. Por eso buscamos un hermano para que entre los dos se ayuden y no estén solos en el mundo», contó. En total tuvo seis hijos y diez nietos.

Los Vigil fueron la familia fundadora de la editorial Atlántida. Fue creada en 1918 por el primer Constancio Vigil, quien llegó a la Argentina desde Uruguay luego de haber recibido amenazas y balas en su casa.

En 1963, Constancio C. asumió la dirección ejecutiva de varias publicaciones y se sumó al Directorio de la compañía. Entre las más destacadas se encuentra el semanario deportivo El Gráfico, que coincide con una de las épocas de esplendor.

En esa época también comenzaron a publicar la popular revista Gente. En el año 1971, cuando Atlántida compró una participación en Canal 13 de Televisión, fue nombrado Director Ejecutivo de programación, técnica y operaciones tomando a su cargo la responsabilidad de supervisar todas esas áreas.

Padre e hijo en su avión privado. El empresario Constancio Vigil falleció mientras viajaba de Montevideo a Miami

Padre e hijo en su avión privado. El empresario Constancio Vigil falleció mientras viajaba de Montevideo a Miami

Hacia fines de julio, en 1974, luego de que Canal 13 y otros dos canales privados que operaban en Buenos Aires fueran expropiados por el gobierno, retomó su trabajo diario en Editorial Atlántida asumiendo la conducción de las publicaciones más importantes.

En la década del 90 tomaría una mayor relevancia cuando Atlántida participaría en la fundación de Telefe y a partir de una excelente relación con el presidente Carlos Menem.

Constancio C. Vigil visita a Diego Maradona internado terapia intensiva sanatorio Cantegril en Punta del este .

Constancio C. Vigil visita a Diego Maradona internado terapia intensiva sanatorio Cantegril en Punta del este .

Fue una amistad que creció. Vigil contó en varias entrevistas que iba prácticamente todos los días a la Quinta de Olivos, donde se quedaba a cenar, a jugar al tenis o a mirar partidos de fútbol.

También fue uno de los implicados en el escándalo de la importación de autos de alta gama eximidos de impuestos a través de certificados de discapacidad, un caso que fue emblemático de la década y el que estuvieron implicados unos 300 compradores, incluyendo la diva Susana Giménez. Vigil fue uno de los pocos que fueron condenados por contrabando por el caso.

En el último tiempo dedicaba sus días al golf, a la lectura y a disfrutar de sus hijos pequeños. Vivía en Uruguay, a donde se había mudado por cuestiones impositivas. 

Más Noticias