Consejo de las Américas: Sergio Massa prometió a los CEO más incentivos y menos gasto

Apenas cruzó la puerta giratoria, periodistas y empresarios se abalanzaron sobre Sergio Massa. Hubo flashes, saludos y abrazos. Eran las 12.30 cuando pisó la alfombra roja del Alvear Palace. En el salón principal, unos 600 ejecutivos aguardaban deseosos de conocer nuevas señales sobre el rumbo y el ministro de Economía intentó contenerlos con anuncios de…

consejo-de-las-americas:-sergio-massa-prometio-a-los-ceo-mas-incentivos-y-menos-gasto

Apenas cruzó la puerta giratoria, periodistas y empresarios se abalanzaron sobre Sergio Massa. Hubo flashes, saludos y abrazos. Eran las 12.30 cuando pisó la alfombra roja del Alvear Palace. En el salón principal, unos 600 ejecutivos aguardaban deseosos de conocer nuevas señales sobre el rumbo y el ministro de Economía intentó contenerlos con anuncios de incentivos a la inversión, restricciones al gasto y financiamiento externo.

“Nuestra responsabilidad como Gobierno, como hombres de Estado, es la de garantizar la paz social y el orden macroeconómico. Sin estabilidad macroeconómica no hay paz social, pero sin paz social tampoco hay estabilidad macroeconómica”, dijo un día después de la marcha de la CGT, en el cierre de la conferencia organizada por el Consejo de las Américas, un foro empresario fundado en los años 60 por David Rockefeller y otros inversores de EE.UU.

A diez días de asumir al frente del Ministerio de Economía, Massa negó que la unificación de áreas bajo su mando convirtiera su cartera en un “superministerio” y ratificó su programa para reducir el rojo fiscal, frenar la pérdida de reservas y contener la pobreza. En ese marco, presentó varias medidas enfocadas en agilizar la llegada de divisas, en una jornada en que volvieron a subir los dólares paralelos.

Una de ellas es la reglamentación de la prórroga de la ley del blanqueo de la construcción, un régimen que promueve la libre disponibilidad de dólares y beneficios impositivos en la construcción privada. Dijo que la norma estará lista el lunes. En 2021, sólo se blanquearon u$s200 millones por la demora en la instrumentación y plazos de ingreso acotados. Ahora, con más facilidades, el Gobierno espera que ingresen u$s4.500 millones.

Además, anunció que la semana próxima espera aprobar un régimen de promoción minero, similar al del sector de hidrocarburos, pero con beneficios en función del nivel de valor agregado. Y trató de mostrar avances en las trabadas negociaciones con la agroindustria. Aseguró que ya hay operaciones con cerealeras para que anticipen exportaciones y que buscan un mecanismo para que los productores vendan sus granos “más rápido”.

En cuanto al financiamiento, el ministro contó que un grupo de Asia, otro de Europa y otro norteamericano le acercaron propuestas para concretar un “Repo”, un préstamo a una tasa que hoy por hoy la Argentina no consigue. El gobierno ofrecería bonos como garantía, con el objetivo de conseguir US$ 2.000 millones. “Estamos planteando que unifiquen las ofertas para recompra de deuda y fortalecimiento de reservas”, sostuvo.

Por otra parte, afirmó que este viernes se firmará un crédito con la Corporación Andina de Fomento (CAF) por US$ 750 millones en proyectos de infraestructura, desarrollo social y obras de AYSA, y se reunirá con fondos de Kuwait y otros países árabes para obtener financiamiento por US$ 50 millones para Córdoba y Santa Fe. También hay negociaciones en marcha con el Banco Mundial y el BID, que empezó a destrabar fondos.

En el frente fiscal, el funcionario ratificó la meta del 2,5% del déficit primario acordada con el FMI; destacó en ese sentido el nuevo esquema de quita de subsidios, que implica subas en las tarifas de entre el 50 y el 150%; y adelantó que, además de congelar los ingresos a los distintas dependencias de la administración pública, también se frenarán las contrataciones en las empresas estatales, donde se estima que hay 90.000 empleados. 

Por último, anticipó que se presentará mañana un decreto para transformar los programas sociales en planes de empleo e incorporar a más de 200.000 beneficiarios. Aseguró que trabaja en dos medidas para mejorar los ingresos con empresarios y sindicatos, quienes serán convocados a un acuerdo económico y social, y que en los próximos días se lanzarán dos nuevas líneas de crédito subsidiado por un total de $ 530.000 millones.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA