Según los bancos el 44% del costo financiero de un préstamo es por los impuestos

A pesar de las tasas altas de una economía inflacionaria, lo que limita el acceso al crédito de los argentinos es la elevada carga impositiva que pesa sobre las operaciones bancarias. Esto alertaron los bancos nucleados en Adeba, que le encargaron a la Fundación Mediterránea un estudio para analizar cuáles son las trabas que limitan…

segun-los-bancos-el-44%-del-costo-financiero-de-un-prestamo-es-por-los-impuestos

A pesar de las tasas altas de una economía inflacionaria, lo que limita el acceso al crédito de los argentinos es la elevada carga impositiva que pesa sobre las operaciones bancarias. Esto alertaron los bancos nucleados en Adeba, que le encargaron a la Fundación Mediterránea un estudio para analizar cuáles son las trabas que limitan la bancarización en el país.

Es que si bien entre los argentinos, la cantidad de cuentas bancarias por ciudadano es alta, si se mide la bancarización en términos de la relación de crédito por PBI, el país tiene la más baja de la región. En una nota técnica realizada por la cámara de bancos, las entidades advirtieron que en Argentina los préstamos bancarios representan el 10% del PBI, mientras que el promedio de la región es del 50%.

“Un bajo grado de bancarización significa menor crédito para las empresas y personas, lo que a su vez limita la capacidad de producción y consumo de la sociedad, todo lo cual lleva a menor crecimiento económico y empleo. El sistema bancario recibe un monto relativamente pequeño de depósitos, lo que se traducen en pocos préstamos y, por lo tanto, la economía se ve limitada a acceder al crédito bancario”, afirmaron los bancos.

Para explicar este fenómeno, las entidades de capital nacional, basadas en el trabajo de Fundación Mediterránea encontraron dos potentes razones: por un lado, la debilidad de la moneda y por otro el creciente nivel de impuestos en las últimas dos décadas.

IERAL analizó la situación de un tomador de crédito, que se enfrenta a un Costo Financiero Total afectado por la tasa de interés activa, pero también por otros gastos asociados a la transacción e impuestos que encarecen directamente el costo del financiamiento, como IVA e impuesto a los débitos y créditos bancarios, a nivel nacional, ingresos brutos y sellos en las provincias, y la tasa por inspección de seguridad e higiene en los municipios.

Por ejemplo, si un préstamo personal tuviera una tasa de interés del 40% sin impuestos, cuando se suman los tributos que lo afectan, el costo financiero que debe pagar el cliente bancario se eleva hasta el 57%. Estos 17 puntos porcentuales de diferencia representan un encarecimiento del 42% de la cuota que afronta el cliente.

“Los impuestos representan en promedio el 44% de lo que se paga al tomar un préstamo, mientas la tasa de interés sin impuestos representa el 56% restante. Es decir, la toma de préstamos, tanto para producción como para consumo, esta penalizada y desalentada por la alta carga tributaria de Nación, Provincias y Municipios”, alertaron los bancos.

Al mismo tiempo, en base al estudio de IERAL señalaron que el peso de los impuestos municipales y provinciales creció en forma sostenida en los últimos diez años.

En paralelo, Adeba, en asociación con la fundación alemana Sparkasse , encargaron a las consultoras D´Alessio Irol y Fundación Capital, un “Estudio sobre el acceso al crédito bancario de MiPyMEs en la Argentina”.

El trabajo muestra que en comparación a otros países de la región, las MiPymes argentinas cuentan con el mayor peso de los impuestos en el CFT,  que alcanza el 59,8% del costo de adquirir un préstamo, mientras que en Brasil es un 33%, en México un 26,3%, en Chile un 19,2% y en Paraguay sólo un 16,7%.

Javier Bolzico, presidente de ADEBA opinó: “Es hora de analizar la forma de bajar la carga que Nación, Provincias y Municipios le imponen a las empresas y personas que toman créditos y usan servicios financieros”. Y agregó: “los actuales niveles de impuestos no son compatibles con un mercado de crédito bancario vigoroso y con inclusión financiera amplia”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA