El telescopio Webb descubrió una galaxia que permitirá estudiar cómo se formaron los agujeros negros

Ubicada a 500 millones de años luz de la Tierra, fue apodada “Rueda de carro” por su extraña forma circular.02 de agosto 2022, 16:59hsLa nueva imagen enviada por el telescopio James Webb dejó boquiabiertos a los científicos: además de su belleza, la foto permitirá estudiar el origen de los agujeros negros. (Foto: NASA)El telescopio espacial…

Ubicada a 500 millones de años luz de la Tierra, fue apodada “Rueda de carro” por su extraña forma circular.

La nueva imagen enviada por el telescopio James Webb dejó boquiabiertos a los científicos: además de su belleza, la foto permitirá estudiar el origen de los agujeros negros. (Foto: NASA)

El telescopio espacial James Webb no deja de sorprendernos. Sus instrumentos de observación han descubierto esta semana una espectacular galaxia que, además de su maravillosa forma y color, revela detalles para conocer mejor cómo se forman los agujeros negros y las estrellas.

La imagen que compartió la NASA corresponde a una galaxia redonda y rojiza, apodada Rueda de carro, que se encuentra a 500 millones de años luz de la Tierra.

Leé también: El telescopio James Webb de la NASA detectó indicios de agua en el lejano planeta WASP-96 b

La particular y atractiva foto del James Webb muestra una galaxia anular con una forma que la NASA compara con las ondas que se crean cuando se lanza una piedra en un estanque. Según informó la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos, su nacimiento se debió a una colisión cósmica entre una galaxia espiral (como nuestra Vía Láctea) y otra galaxia más pequeña.

La galaxia presenta dos anillos que, según explicaron los investigadores, se expanden hacia el exterior desde el centro de la colisión. La imagen también revela el comportamiento del agujero negro que se observa dentro del centro de la galaxia y proporciona una nueva visión de cómo ha ido modificándose a lo largo de miles de millones de años.

En un comunicado enviado este martes, la Agencia estadounidense explicó que: “La galaxia es un semillero de estrellas nacientes. El núcleo contiene una enorme cantidad de polvo caliente que constituyen el hogar de gigantescos cúmulos de estrellas jóvenes”.

Leé también: Mirando boquiabiertos el universo gracias al telescopio James Webb

Estos nuevos datos de “Rueda de carro” sirven para establecer la edad de las estrellas de la galaxia y estudiar mejor el polvo que compone los “radios” de la rueda. Webb detectó allí polvo de silicato, un elemento muy común en la Tierra.

Este nuevo descubrimiento es una señal de que el Webb no ha hecho más que empezar a enviar valiosa información y se espera que haya muchos más momentos de asombro como este en el futuro.

El telescopio James Webb de la NASA fue dañado por una roca espacial pero seguirá enviando fotos

Desde su lanzamiento, el James Webb había sido golpeado por cinco rocas espaciales sin consecuencias importantes hasta ahora. Sin embargo, el último impacto, ocurrido la semana pasada, dañó su espejo primario. Investigadores de la Agencia dijeron que: “El micrometeorito que golpeó el segmento C3 causó un cambio significativo no corregible en su funcionamiento”.

Para la NASA la mayor fuente de incertidumbre sobre el Telescopio James Webb son los efectos a largo que podrían causar impactos como el último.

Aunque el impacto fue grave, solo se vio afectada una pequeña porción del área del satélite. Como el daño se produjo en uno de los paneles, no perjudicará en absoluto a la capacidad de toma de imágenes del mayor y más ponente telescopio de la NASA.

De todas maneras, más allá de los desperfectos sufridos por el choque con el micrometeorito, los ingenieros que diseñaron el Webb explicaron que sus espejos y su escudo solar se degradarán lentamente de forma inevitable a causa más impactos, que se espera que ocurran en el futuro y durante la vida útil del telescopio. Estos golpes son difíciles de evitar y están dentro de los cálculos de la NASA.