La otra interna de Juntos por el Cambio: cómo evitar divisiones en las elecciones a gobernador sin PASO

Menos visibles que las pujas por la carrera presidencial, las internas por las candidaturas en las provincias generan discusiones en Juntos por el Cambio, en especial en las que no hay primarias abiertas. La mesa nacional pidió acordar mecanismos de resolución para unificar la oferta electoral y evitar divisiones que favorezcan al peronismo, aunque hasta…

la-otra-interna-de-juntos-por-el-cambio:-como-evitar-divisiones-en-las-elecciones-a-gobernador-sin-paso

Menos visibles que las pujas por la carrera presidencial, las internas por las candidaturas en las provincias generan discusiones en Juntos por el Cambio, en especial en las que no hay primarias abiertas. La mesa nacional pidió acordar mecanismos de resolución para unificar la oferta electoral y evitar divisiones que favorezcan al peronismo, aunque hasta el momento ningún distrito presentó una propuesta. La cuestión será abordada en una cumbre entre los presidentes de los partidos.

A fines de abril, Juntos por el Cambio presentó el “Acuerdo de buenas prácticas”. Uno de los puntos establecía que, en las provincias sin PASO, las mesas locales debían definir un método de selección de candidaturas y en caso de no hacerlo la mesa nacional avanzaría primero con propuestas y luego con la imposición de un mecanismo para achicar el riesgo de quiebres que deriven en más de una postulación.

El propósito de acordar un sistema no asoma fácil de concretar. Los frentes provinciales en muchos casos no coinciden en su integración con la composición nacional de la coalición. También surge un reclamo inverso, por las internas por la candidatura presidencial que impactan en los distritos.

Tenemos que ir juntos. El método más simple es ir con el candidato que más garantiza el triunfo. Ya nos pasó que fuimos divididos”, advirtió Patricia Bullrich durante su paso por Córdoba, la provincia emblemática para Juntos por el Cambio en ese sentido: la falta de acuerdo entre Mario Negri y Ramón Mestre en 2019 no sólo facilitó el triunfo de Juan Schiaretti con una amplitud mayor a las elecciones anteriores sino que además hizo que la UCR perdiera la capital.

Encuestas de afuera que no las pague nadie involucrado puede ser un método razonable. Una interna abierta con registro previo es otro. Pero tampoco quiero decidir por los cordobeses. En la mesa nacional quedamos en que a fin de este mes tenemos que definir el sistema”, siguió Bullrich. Luis Juez ya adelantó que competirá y en la UCR, aun con sus internas, Rodrigo de Loredo podría disputar la candidatura. “Nosotros trabajamos para que sea un radical”, descontó un referente de ese partido.

El registro en eventuales internas abiertas funcionaría para evitar posibles intromisiones de otros espacios en esa disputa previa a las generales, aunque remarcan que de cualquier modo habría riesgos y que sería costoso armarlas. Fue una de las posibilidades que se barajó para definir la candidatura presidencial del PRO, cuando Horacio Rodríguez Larreta planteó la necesidad de consensuar una herramienta, aunque Bullrich lo descartó y aseguró que irá a las PASO.

Luis Juez, Mario Negri, Rodrigo De Loredo y Gustavo Santos, referentes de Juntos por el Cambio en Córdoba.

“Vamos a hacer una evaluación general con los presidentes de los partidos para luego abordar la particularidad y situación de cada distrito. La idea es poder acordar y por supuesto abordarlo con las provincias”, dijo Maximiliano Ferraro, titular de la Coalición Cívica, a Clarín. La discusión será con sus pares Bullrich por el PRO, Gerardo Morales por la UCR y Miguel Pichetto por el Peronismo Republicano.

Es un tema de discusión, no hay uniformidad de criterio. Acá la única forma de ganar es que haya una sola lista contra el peronismo”, plantearon cerca de Juez, con la exigencia de eliminar las “interferencias” de las pujas nacionales, un pedido que hizo el senador en la última cumbre de la mesa nacional en Río Cuarto.

El fuego cruzado del poder arriba complica el armado en las provincias”, fue la advertencia. Mauricio Macri buscó instalar a Gustavo Santos en ese distrito. Tampoco cayeron bien las reuniones de Morales y Facundo Manes con Schiaretti. La intención de un sector de Juntos por el Cambio de “ampliar” la coalición con peronistas como el mandatario de Córdoba encendió la alarma en los referentes locales.

En once provincias no habrá PASO en las elecciones a gobernador el año próximo: Córdoba, Tucumán, San Juan, Santa Cruz, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Misiones, La Rioja, Formosa y Tierra del Fuego. En La Rioja y Neuquén no hubo acuerdo para conformar Juntos por el Cambio en 2021. En Santa Cruz, por la ley de Lemas, en caso de no haber acuerdo la competencia podrá de algún modo dirimirse en la general. La coalición opositora encara el calendario de 2023 con expectativas en Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, San Luis, Chubut y en menor medida La Pampa y San Juan, más allá de Buenos Aires.

“El caso más paradigmático es Córdoba. Juez ganó de una manera muy potente el año pasado y Juntos por el Cambio debería fortalecer esa candidatura. Hay que manejarse sobre la realidad en cada distrito”, dijo Pichetto a este diario, y alertó sobre las aspiraciones “múltiples” de cara a 2023 y la “horizontalidad” en los liderazgos de Juntos por el Cambio, en contraste con la centralidad de Cristina Kirchner en el Frente de Todos: “Prolongado en el tiempo es muy peligroso. En el Gobierno ella es la que va a liderar el proceso político. Tenemos que avanzar más rápido en definiciones y expresar un discurso claro a la sociedad”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA