Wimbledon hoy, cuartos de final, EN VIVO: Djokovic y un difícil duelo frente a Sinner

Wimbledon abrió este martes la acción de los cuartos de final con un duelo espectacular entre Novak Djokovic, uno de los mejores jugadores de la historia, y Jannik Sinner, una de las grandes joyas de la nueva generación. Fue un choque que tuvo aroma a sorpresa hasta que Nole apretó el acelerador y completó una…

wimbledon-hoy,-cuartos-de-final,-en-vivo:-djokovic-y-un-dificil-duelo-frente-a-sinner

Wimbledon abrió este martes la acción de los cuartos de final con un duelo espectacular entre Novak Djokovic, uno de los mejores jugadores de la historia, y Jannik Sinner, una de las grandes joyas de la nueva generación. Fue un choque que tuvo aroma a sorpresa hasta que Nole apretó el acelerador y completó una remontada histórica. Porque el italiano, de 20 años y número 13° del ranking, se llevó los primeros dos sets y el serbio se recuperó y ganó el tercero y el cuarto para que todo se definiera en el quinto capítulo al cabo de tres horas y 35 minutos de súper acción.

Djokovic, máximo favorito y seis veces campeón en el All England, arrancó con todo y aprovechó el comienzo algo dubitativo de su rival para conseguir un quiebre en cero, en el segundo game, y adelantarse 3-0. Nole tuvo una efectividad de 100 por ciento con su primer saque en esos primeros juegos del encuentro y no le dio chances a Sinner de recuperar el saque.

Recién en el sexto, cuando ya estaba 1-4 abajo en el marcador, el italiano se metió en partido. En un juego disputado, en el que él fue más agresivo, pero también el serbio se equivocó más, achicó la diferencia (2-4). En el siguiente, aprovechó dos doble faltas y dos errores no forzados de Djokovic para concretar un break y ponerse 3-4. Y luego igualó el marcador con un sólido game de saque.

La reacción de Sinner emparejó y le dio emoción a un partido que había arrancado con dominio de Djokovic. En el noveno game, el italiano incluso tuvo una nueva chance de quiebre, luego de que un revés cruzado del serbio se fuera muy largo. Pero Nole salvó el break point con un winner de derecha y, algunos puntos después, se llevó el game, para quedar 5-4.

El joven italiano salió a presionar al serbio en el 11° game, con el marcador 5-5, y consiguió un break point. Agresivo, forzó un par de errores del serbio y concretó el quiebre, para quedar 6-5 arriba y con la chance de cerrar el parcial con su saque.

Tras un arranque flojo, Sinner reaccionó y se llevó el primer set. Foto SEBASTIEN BOZON / AFP

Djokovic no dio el set por perdido, pero no logró extender la historia, porque Sinner, con la cabeza bien fría y sin achicarse ante la jerarquía de su rival, marcó el 7-5 y cerró el capítulo inicial.

Sinner extendió su gran momento en el arranque del segundo, ante un Djokovic que mostró demasiadas dudas con su servicio. El italiano quebró rápido, en el tercer game, y luego sacó una ventaja de 3-1.

Muy seguro con su servicio y cómodo en la cancha, el 13° del ranking continuó jugando en un gran nivel y Djokovic, aunque buscó, no tuvo ninguna oportunidad de recuperar el break.

Al serbio se lo veía desconcentrado, cometiendo errores atípicos en él, y en el séptimo juego, le regaló tres break points a su adversario. Salvó los dos primeros, pero no pudo en el tercero. El italiano quedó 5-2 y en el siguiente juego, se adueñó también del segundo parcial.

Djokovic cedió los primeros dos sets ante un Sinner que supo aprovechar sus oportunidades. Foto REUTERS/Toby Melville

El serbio deberá remarla desde atrás si quiere seguir en camino en la búsqueda de su cuarto título consecutivo en Wimbledon, donde no pierde desde los cuartos de la edición 2017. Y las estadísticas históricas no lo favorecen: Nole tiene una efectividad de apenas el 18,5 por ciento en Grand Slams tras ceder los dos primeros sets (5-22) y de 25 por ciento en este torneo (2-6) cuando se vio en esa misma situación.

Ni la desventaja en el partido ni esos números desfavorables desanimaron al ex número uno, que arrancó el tercer set concentrado. En el cuarto game, consiguió un quiebre, con el que se adelantó 3-1, y luego confirmó la ventaja para el 4-1.

El serbio arrancó el parcial otra vez muy seguro con su servicio (89 por ciento de los puntos ganados con el primero) y logró imponer su juego ante un rival que bajó la efectividad con el saque, se equivocó más y pareció perder un poco el foco. Así, llegó al octavo game con el marcador 5-2 a su favor.

Sinner hizo lo que tenía que hacer: ganó su game de saque, achicó la distancia a 3-5 y le pasó la responsabilidad de cerrar el set a Nole. Y el serbio cerró el parcial (6-3) y forzó el cuarto set. 

Djokovic derrotó en octavos al neerlandés van Rijthoven, la gran revelación de la temporada de césped. Foto AP Photo/Alastair Grant

Siguió levantando Nole a medida que Sinner cada vez tenía menos buenas sensaciones. Así fue como el ex número 1 del mundo, renacido, quebró dos veces seguidas a su rival para escaparse con un tranquilizador 4-0 en el cuarto parcial. Djokovic llegaba a todas las que no llegaban en los dos primeros capítulos y el rictus del joven italiano era completamente diferente.

Cortó la sequía en el quinto game el de San Candido aunque no sin esforzarse para cerrar un juego en el que rápidamente se puso 40-0 que recién pudo cerrar en la tercera oportunidad. Sin embargo, Djokovic continuó con el motor encendido a velocidad crucero, para ganar su servicio y quedar 5-1, a sólo un juego de estirar el suspenso al quinto set. Eso sí, no pudo volver a quebrar el saque de Sinner, quien descontó para quedar 2-5, para acelerar el trámite. Le costó cerrarlo a Nole con su servicio. Tuvo que levantar dos break points -con tropezón incluido del italiano- y trabajar cerca de nueve minutos para sellar el 6-2 y completar la remontada.

En el último parcial todo siguió igual. Es que Djokovic, con cientos de batallas encima, supo manejar la presión y no perdonó las dudas de un aún inexperto Sinner. Sacó la primera diferencia en el tercer game, en el que volvió a quebrar al italiano y confirmó la ventaja en el cuarto para quedar 3-1 y ver, por primera vez en la tarde londinense, la luz al final del túnel. Una luz que se hizo aún más grande cuando en el séptimo juego volvió a quebrar para ponerse 5-2 y sacar para partido. Y Nole no dudó: cerró el partido con un game en cero para meterse en las semifinales, donde espera al vencedor del duelo entre Cameron Norrie y David Goffin.

Fue la tercera vez que Djokovic remonta tras estar dos sets abajo en el All England Club. Las otras dos fueron en la segunda ronda de 2005 frente al español Guillermo García López y en los octavos de final de 2015 frente al sudafricano Kevin Anderson.

Djokovic venía de derrotar al neerlandés Tim van Rijthoven, 104° del mundo y la gran revelación de la temporada de césped. En sus cuatro presentaciones, solo cedió dos sets, uno en ese último partido y otro, en su debut ante el surcoreano Soonwoo Kwon.

Sinner juega por tercera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Foto AP Photo/Alastair Grant

A los 35 años, el serbio quiere sumar su 21° Grand Slam, para acercarse al récord de 22 que hoy ostenta Rafael Nadal

Sinner, que bajó en octavos al español Carlos Alcaraz, quinto preclasificado, en un choque de jóvenes estrellas, jugaba por tercera vez los cuartos de un “grande”. Aunque es su debut en esa instancia en Londres, donde solo disputó una vez el main draw, el año pasado, con derrota en la primera ronda.

El próximo rival de Djokovic será el local Cameron Norrie, noveno preclasificado, quien se impuso en un cambiante partido por 3-6, 7-5, 2-6, 6-3 y 7-5 ante el belga David Goffin, que había bajado a Sebastián Báez en la segunda ronda.

Fue una batalla de cinco sets y casi tres horas y media, que el local -entrenado por el argentino Facundo Lugones– terminó sacando adelante, alimentado por el aliento del público, que sueña con volver a ver el trofeo en manos de un jugador propio.

Norrie jugará ante el serbio su primera semifinal en un Grand Slam. Hasta esta semana, nunca había superado la tercera ronda en esta categoría.

En el cuadro femenino, el plato fuerte del día es la presentación de Ons Jabeur, tercera preclasificada. La tunecina, que busca su primer Grand Slam, es, tras la caída de Iga Swiatek y Anett Kontaveit, la máxima favorita al título. Pero tuvo que remontar un set de desventaja para vencer a la checa Marie Bouzkova, 66ª del ranking.

Es que la europea sorprendió en el arranque y se llevó el primer set por 6-3. Pero Jabeur, reaccionó a tiempo y arrasó en los dos siguientes, que se llevó por 6-1 y 6-1. 

Número dos del mundo y campeona este año en Madrid y Berlín (este último, sobre césped), Jabeur se metió por primera vez en las semis de un torneo de esta categoría y es la primera jugadora árabe o del norte de África en llegar a esa instancia. 

La ganadora de ese partido enfrentará en semis a la alemana Tatjana Maria, 103ª del ranking, quien superó en el primer choque femenino del día a su compatriota Jule Niemeier, 97ª, por 4-6, 6-2 y 7-5 y, a los 34 años, se metió por primera vez entre las cuatro mejores de un Grand Slam. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA