Muerte en un ritual de iniciación del Ejército: “Ellos me lo mataron”, la dura acusación del padre del subteniente contra dos oficiales

Exequiel Chirino, el padre de Matías (22), el joven subteniente que falleció apenas unas horas después de ingresar al Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres, Corrientes, no tiene dudas de lo sucedido: “Me lo mataron. Le hicieron tomar alcohol y lo obligaron a tirarse a la pileta y se ahogó”.El hombre…

muerte-en-un-ritual-de-iniciacion-del-ejercito:-“ellos-me-lo-mataron”,-la-dura-acusacion-del-padre-del-subteniente-contra-dos-oficiales

Exequiel Chirino, el padre de Matías (22), el joven subteniente que falleció apenas unas horas después de ingresar al Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres, Corrientes, no tiene dudas de lo sucedido: “Me lo mataron. Le hicieron tomar alcohol y lo obligaron a tirarse a la pileta y se ahogó”.

El hombre se quejó por el trato que recibió por parte de los superiores de su hijo en las horas posteriores al deceso. “Me llamaron por teléfono y me dijeron ‘venga que murió su hijo’. Así, con una frialdad absoluta”.

Chirino presentó una denuncia ante Gendarmería por la muerte de su hijo. El joven había llegado el sábado a la tarde a Paso de los Libres junto a otros dos subtenientes que iban a iniciar su carrera militar en ese cuartel.

El hombre contó que acompañó a su hijo a Corrientes y el sábado lo llevó hasta el casino, sin imaginar que sería la última vez que lo vería con vida. “Estoy totalmente quebrado, destrozado”, afirmó a Radio Dos.

Según Chirino, a Matías “le exigieron tomar (alcohol). Le tenían que hacer la bienvenida a mi hijo y estos oficiales, Jorge Chávez y Exequiel Mesa, lo obligaron a comprar bebidas en exceso, cigarrillos, carne, whisky, postre. Matías pidió permiso para llegar una hora más tarde y le dijeron que no había problema”.

“Ellos me lo mataron, no fue un accidente”, insistió. Y sostuvo que el ritual de iniciación en la carrera militar de un oficial es “es una tradición, todos lo saben. Ellos (por los superiores) le hicieron tirar a una pileta”, en la noche del sábado.

El hombre dijo que en el hospital de Paso de los Libres “encontré a mi hijo con la camisa rota, desnudo y muerto. Nadie me dio explicaciones de qué pasó, por qué”, sostuvo.

“Mi hijo se fue (a Paso de los Libres) con toda la esperanza, tenía proyectos, y me lo devuelven muerto… su muerte fue por abuso de autoridad,, estamos destruidos”, aseguró.

Exequiel admitió que tiene pocas esperanzas en que el caso se esclarezca. “Seguro va a quedar en la nada” pero los responsables “tienen que ir presos porque abusaron de su autoridad y mataron a un chico de 22 años . En una noche destruyeron el esfuerzo de casi cinco años”, agregó.

El fiscal de Paso de los Libres, Mauro Casco, sostuvo que los médicos forenses confirmaron a través de la autopsia que la causa de la muerte fue una broncoaspiración. Y que el cuerpo del joven oficial tenía un fuerte olor a alcohol al momento del examen. Los peritos revisaron minuciosamente al subteniente y no hallaron ningún tipo de lesión.

Los forenses tomaron muestras de la cavidad torácica para nuevos estudios y también humor vítreo para establecer el grado de alcoholización que presentaba Chirino al momento de su muerte.

Casco, que en las próximas horas se declarará incompetente y pasará toda la causa a la Justicia Federal, dijo que en el casino de oficiales del Grupo de Artillería de Monte 3 hallaron varias botellas de bebidas alcohólicas, incluso whisky. “Esa noche hubo una picada y después un asado como bienvenida de tres subtenientes que fueron destinados a esa unidad”, reveló.

El agasajo se prolongó hasta cerca de las 0.30 del domingo, cuando todos se retiraron a descansar a sus habitaciones. Fue un oficial de guardia, que hacía una ronda de rutina, el que halló en mal estado a Chirino, tirado en un colchón en el piso de la pieza.

La tranquilidad en la guarnición militar que está sobre la ruta 117 se quebró a primera hora de este domingo. A las 6 y como parte de la rutina, el subteniente Gerardo Bautista realizó una recorrida y constató que Chirino estaba en mal estado. Fue por eso que convocó a la enfermera Clara Fernández, quien advirtió que el oficial estaba inconsciente y con el pulso muy bajo. En forma inmediata se decidió el traslado al Hospital San José de Paso de los Libres en una ambulancia del Grupo de Artillería. En el camino, la enfermera comenzó con las tareas de reanimación al advertir que Chirino estaba cada vez peor.

Apenas el paciente ingresó por el sector de emergencias del hospital, los médicos constataron que ya no presentaba signos vitales y a las 7 comunicaron su muerte.

Corrientes. Corresponsal.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA