Star Wars: los fans, de luto: murió Colin Cantwell

Colin Cantwell, el técnico que diseñó las naves X-Wing y el TIE-Fighter de la serie Star Wars, murió a los 90 años en Denver, Colorado, el pasado viernes 21 de mayo por causas que aún no fueron reveladas, aunque la noticia de su fallecimiento pasó inadvertida hasta hoy.Nacido en San Francisco, California, en 1932, Cantwell fue…

star-wars:-los-fans,-de-luto:-murio-colin-cantwell

Colin Cantwell, el técnico que diseñó las naves X-Wing y el TIE-Fighter de la serie Star Wars, murió a los 90 años en Denver, Colorado, el pasado viernes 21 de mayo por causas que aún no fueron reveladas, aunque la noticia de su fallecimiento pasó inadvertida hasta hoy.

Nacido en San Francisco, California, en 1932, Cantwell fue al mismo tiempo arquitecto, ingeniero y escritor y sus múltiples habilidades le permitieron producir impactantes efectos especiales para películas de Steven Spielberg, Stanley Kubrick y George Lucas, tras su paso por la NASA en los años ’60.

Cantwell, diseñador estadounidense de las icónicas naves espaciales de la saga Star Wars, falleció en su domicilio, informó su pareja Sierra Dall al medio The Hollywood Reporter. Apasionado por el espacio, la arquitectura y la animación, el diseñador dejó grandes efectos especiales realizados a principios de los ´80 para directores de renombre.

“Las naves de “El regreso del Jedi” fueron creación de Colin Cantwell. Fotos Archivo Clarín

En 1984 fue nominado a los premios Bafta por sus efectos especiales para Juegos de guerra, un recordado filme de John Badham que investigaba aspectos de las redes antes de la llegada de Internet y que tenía en su elenco a un juvenil Matthew Broderick.

Universo espacial

Fue además un apasionado del universo espacial desde temprana edad, gusto adquirido gracias a los numerosos libros de la biblioteca de su escuela primaria, que devoró durante su larguísima convalecencia, ya que tuvo tuberculosis.

“2001, Odisea del espacio”, de Kubrick, para la que también trabajó.

Colin Cantwell luego se matriculó en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), donde perfeccionó sus conocimientos mientras se interesaba por la animación. Después de graduarse, trabajó para el Laboratorio de Propulsión a Chorro y la NASA en la década de 1960, cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética estaban inmersas en la carrera espacial.

En 1984, Cantwell fue nominado en la 37ª edición de los Premios de Cine de la Academia Británica a los Mejores Efectos Visuales Especiales por su trabajo. Y El regreso del Jedi ganó el premio.

Un momento de “Encuentros cercanos del tercer tipo”.

A fines de los años sesenta “el ingeniero loco” conoció a George Lucas, quien le encomendó la tarea de diseñar los prototipos de algunas de las naves de su próximo gran proyecto: Star Wars: Episodio IV – Una nueva esperanza. El artista creó el icónico caza estelar Ala-X inspirándose en “un dardo siendo lanzado hacia una diana en un pub inglés”, dijo en su momento a The Guardian.

Las naves espaciales rebeldes originalmente tenía ruedas en su tren de aterrizaje. Esto se debió a que Lucas había imaginado contratar a la Fuerza Aérea Española, vestir sus aviones de combate F-104 como cazas rebeldes y filmarlos rodando y despegando de una pista. Esta idea se descartó, porque se consideró demasiado costosa y fue Cantwell quien reemplazó las ruedas con plataformas de aterrizaje.

Un jovencísimo Matthew Broderick en “Juegos de guerra”, de John Badham.

Los créditos cinematográficos de Cantwell incluyen efectos especiales en 2001: Odisea del espacio (1968),  de Stanley Kubrick, Encuentros cercanos del tercer tipo (1977), de Steven Spielberg, y la mencionada Juegos de guerra (1983), entre otros filmes.

Después de esto, Lucas le ofreció un puesto de director en Industrial Light & Magic. Cantwell se negó, diciendo que no quería estar “atado”, haciendo exactamente lo mismo una y otra vez.

POS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA