La consagración de Zoe Gotusso, un talento con carisma, frescura y cercanía

Hace apenas dos años y medio que el dúo cordobés Salvapantallas se separó en el Teatro Ópera, tras una carrera meteórica que en menos de tres años pasó de ser un fenómeno en YouTube a llenar salas por todo el país.Anoche, en la vereda de enfrente y con una capacidad que casi lo triplica, el…

la-consagracion-de-zoe-gotusso,-un-talento-con-carisma,-frescura-y-cercania

Hace apenas dos años y medio que el dúo cordobés Salvapantallas se separó en el Teatro Ópera, tras una carrera meteórica que en menos de tres años pasó de ser un fenómeno en YouTube a llenar salas por todo el país.

Anoche, en la vereda de enfrente y con una capacidad que casi lo triplica, el Gran Rex fue el lugar donde Zoe Gotusso dio su primer gran recital como solista.

Zoe Gotusso en su gran noche en el Rex. Foto: Constanza Niscovolos.

Sin lugar a dudas que Zoe es una de las nuevas figuras de la escena actual, donde una generación de músicos está sumando su talento y estilo a la rica historia del rock argentino. Hay infinidad de nombres valiosos, de los cuales un puñado ya demostró su poder de convocatoria y ratificó su originalidad con sucesivos hits, por ejemplo Conociendo Rusia, Bándalos Chinos y Zoe Gotusso.

Zoe es hoy una estrella con cualidades únicas y distintivas. Por un lado, por supuesto, está su dulce y expresiva voz, ideal para sus canciones intimistas y frescas. Pero por otra parte tiene un carisma y simpatía desbordante, un ángel que transmite cercanía y produce magia.

Una noche especial

El recital en el Gran Rex no sólo fue el primer concierto importante de Zoe como solista en Capital, sino que también ocurrió el día de su cumpleaños. Por eso, desde el momento mismo que se apagaron las luces, y a lo largo de todo el show, sus fans entonaban el comienzo de un cariñoso “Que los cumplas feliz”. También llevaron globos y carteles con formas de corazones y lunas.

La impactante puesta en vivo de Zoe Gotusso en el Teatro Gran Rex, con varias tarimas y entrepisos donde se ubicaron los músicos. Foto: Constanza Niscovolos

Con la sala a oscuras, y tras el guiño de poner Here Comes The Sun en off, se escuchó un tarareo y se abrió el telón. El escenario estaba armado con una gran tarima superior y dos entrepisos, con toda la estructura tubular decorada con plantas y flores. Atrás, una enorme pantalla de video y la proyección de una enorme luna. Arriba, apareció ella, con pantalón, saco, chaleco y remera, todo blanco.

Arrancó con Un bossa más, y por la mitad bajó las escaleras para caminar y bailotear por todo el escenario su característica gracia de marioneta, cual Pierrot. Cerró el tema con un cómplice “Bailemos otra más, Buenos Aires” y estallaron los aplausos.

Recién al quinto tema, tras hacer María, se dirigió al público que había agotado las entradas hacía varias semanas. Pero antes hizo Mi primer día triste (con las cuerdas del Cuarteto Divergente en la tarima más alta), Ya (donde se envolvió con una bandera multicolor que le arrojaron al escenario) y Desnuda.

Los primeros invitados

Zoe Gotusso en el Gran Rex. Foto: Constanza Niscovolos.

“¡Hola! Muchas gracias -dijo- por estar acá, hasta me olvido que es mi cumple. Esto es un regalo para siempre. Solamente disfrute, y me lo digo a mí misma. Estoy tranquila y contenta. Este primer concierto en Capital me encuentra presentando y despidiendo mi disco. Y voy a hacer una canción nueva”.

Así, con su guitarra, hizo Rosas y gloria. Después contó que en su reciente gira, acompañada solo con su guitarrista, aprendió a compartir el escenario con alguien del público, y preguntó quién quería subir a hacer Amándote, su bella versión del clásico de Jaime Roos. Eligió a una chica llamada Micaela y lo hicieron juntas, sentadas al borde del escenario.

Después subió Louta para hacer Ayer te vi, con gran complicidad y evidente amistad entre ambos. Siguió una versión instrumental de Diego Mema de Somewhere Over The Rainbow, que dio tiempo a Zoe para preparar una sorpresa: apareció en el fondo de la sala y caminó por el pasillo hacia el escenario cantando Dame tu corazón. La gente no lo podía creer, y ella derrochó simpatía y afecto genuino.

Esta primera parte del recital cerró con El cuerpo (desde el entrepiso de la estructura, junto al tecladista, Ariel Polenta) y Amar partir, “una buena canción que tiene unos pocos meses”.

Zoe contó que quería invitar a Manu Martínez, “alguien que está empezando y haciendo canciones”, pero no quería que tocara antes, y prefirió reservarle un espacio en la mitad del concierto. Y así fue: subió la talentosa hija de Andrés Ciro Martínez e hizo Fuimos y Secretos, a solas con su guitarra.

La gran noche de Zoe Gotusso en el Rex. Foto: Constanza Niscovolos.

Otro invitado y más hits

De regreso, al escenario, Zoe presentó a otro amigo, Mateo Sujatovich, con quien había compartido el Gran Rex de Conociendo Rusia. La sala lo recibió con una tremenda ovación y todos celebraron los dos temas que hicieron juntos: Si me voy y Loco en el desierto.

Otra canción muy festejada fue Me conecto, de la época de Salvapantallas. Y para el hit Monoambiente en Capital pidió que prendieran los flashes de los celulares y creó una postal inolvidable.

Sobre el final presentó a su excelente banda (con Matías Cella, Diego López de Arcaute, An Espil y Sol Meléndez), mientras de fondo sonaba la melodía del clásico Himno de mi corazón de Los Abuelos de la Nada, que -acto seguido- cantó y enganchó con Cuarto creciente, donde todos levantaron sus carteles con la luna impresa.

Zoe Gotusso. Foto: Constanza Niscovolos.

Cerró el show con La culpa, pero enseguida volvió -previo video en vivo desde las escaleras a camarines- para hacer Ganas y dejar a todos felices y llenos de música y buena onda. Saludó con abrazo teatral junto a todos los músicos e invitados, se sacaron la infaltable foto con el público de fondo, y la música de fondo de Across The Universe confirmó que ya no había más.

Una noche consagratoria, sin duda alguna, llena de hits, un público entusiasta y una cantante y compositora que ya es toda una figura en la escena actual.

MFB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA