Luciano Acosta contó cómo fue el momento en que se cayó su pase al PSG: “Se me vino el mundo abajo”

“Se me vino el mundo abajo”. Así vivió la oportunidad que tuvo el argentino Luciano Acosta en 2019 cuando pasó de elegir número de camiseta para unirse al Paris Saint Germain a que se cayera la propuesta. Para el argentino, con presente en el FC Cincinnati de Estados Unidos, fue una total sorpresa la noticia que…

luciano-acosta-conto-como-fue-el-momento-en-que-se-cayo-su-pase-al-psg:-“se-me-vino-el-mundo-abajo”

“Se me vino el mundo abajo”. Así vivió la oportunidad que tuvo el argentino Luciano Acosta en 2019 cuando pasó de elegir número de camiseta para unirse al Paris Saint Germain a que se cayera la propuesta. Para el argentino, con presente en el FC Cincinnati de Estados Unidos, fue una total sorpresa la noticia que recibió de su representante que podría haber cambiado la historia de su carrera, pero el final no fue el soñado.

Todo ocurrió cuando el argentino jugaba en el DC United, que en esa temporada acompañaba al histórico Wayne Rooney en el ataque del conjunto que disputa la Mayor League Soccer. En una gran campaña del jugador surgido de Boca Juniors la propuesta del PSG llegó cuando menos se lo esperaba a través de una llamada telefónica.

Mientras el delantero estaba en su departamento descansando tranquilamente, en su teléfono comenzó a ver una llamada de su representante. Acosta se encontraba ocupado y no podía atender el llamado, al que en su momento no le dio mucha importancia. Pero comenzó a mirarlo de otra manera cuando recibió un mensaje de Leandro Paredes que decía “atendé el teléfono”, según contó el enganche.

Luciano Acosta, con la camiseta del FC Cincinnati. (Reuters)

Ahí la situación empezó a ser tomada de otra manera. Cuando contestó el llamado escuchó la voz de su representante: “Necesito que viajes para París ya. Te quiere el PSG“, contó Lucho. Una situación soñada para el jugador y también inesperada. Ante este llamado y el pedido de su representante, comenzó a guardar sus cosas y viajó a la ciudad francesa. Con el aval de su equipo llegó a París donde estaba todo listo para realizar la revisión médica.

Una vez en suelo francés, al argentino le consultaron a través de su representante que número de camiseta quería usar dentro de la plantilla. Y a partir de este momento, el sueño se volvió en una pesadilla. Viajando a la revisión médica, el delantero recibió el llamado de su representante que no esperaba. “Tenés que volver al hotel, se cayó todo”, citó el argentino vio cómo su sueño se derrumbaba.

En ese momento y una vez de nuevo en el hotel, al jugador de 27 años se le vino “el mundo abajo” ya que estuvo a solo minutos y una firma de jugar en el club donde están quienes podrían haber sido sus compañeros de ataque: Messi, Neymar y Mbappé. De ser un sueño para cualquier amante del fútbol a no lograr concretar una oportunidad que podría haber cambiado su vida por completo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA