Falabella de Unicenter. Colas para entrar, pasillos abarrotados y todo en liquidación

Sacar turno en el estacionamiento para entrar. Después hacer una pequeña cola para ingresar a la tienda. Y una vez adentro del local, cruzarse en los pasillos con muchos otros clientes para ver quién encuentra la última camisa en oferta o el juego de vajilla que se ofrece con un descuento del 50%. Todo esto,…

Falabella de Unicenter. Colas para entrar, pasillos abarrotados y todo en liquidación

Sacar turno en el estacionamiento para entrar. Después hacer una pequeña cola para ingresar a la tienda. Y una vez adentro del local, cruzarse en los pasillos con muchos otros clientes para ver quién encuentra la última camisa en oferta o el juego de vajilla que se ofrece con un descuento del 50%. Todo esto, un martes al mediodía. La postal parece salida de otra economía, pero es lo que hoy se vive en el Falabella de Unicenter que funciona en plan despedida, a la espera de un inminente cierre definitivo.

Hace apenas una semana Falabella confirmó oficialmente que a fines de mayo dejará de operar en la Argentina, con el cierre de las tres sucursales que sobreviven en el país: Unicenter, la calle Florida y la ciudad de Rosario. La noticia logró lo que parecía imposible hasta hace poco: que las tiendas de la cadena se vieran copadas de clientes a la caza de las oportunidades que ofrece esta “liquidación final”.

Cuando se recorren los pasillos del local de Unicenter el panorama se parece al que se vive en los outlets de Miami. Clientes revolviendo las mesas de oferta -con descuentos para prácticamente todos los productos que rondan entre 30% y 50%-, largas colas en las cajas para pagar y gente saliendo con varias bolsas en las manos. El sueño imposible de la mayoría de los comerciantes argentinos que hoy están jaqueados por la pandemia y la recesión, aunque claro que se logra a partir de una decisión muy dura como el anuncio del cierre del negocio en el mercado local.

Los clientes se volcaron a la tienda de Falabella en Unicenter a la caza de oportunidades en la liquidación final

“Vine porque escuché que estaban liquidando la mercadería y me estoy llevando un par de jeans para mis hijos”, explica a LA NACION Laura, de Vicente López. “Hay ofertas pero tampoco son precios de súper liquidación”, asegura Jorge.

Más allá de lo difícil que significa precisar si algo está barato o caro en una economía que se mueve con una inflación del 4% mensual, está claro que el anuncio de que la tienda tiene los días contados funcionó como un imán poderoso a la hora de atraer clientes.

En el local de Unicenter empezó la liquidación por cierre de Falabella

“El fin de semana fue un verdadero desastre y por eso hoy se empezó a entregar números en el estacionamiento para ir controlando el ingreso de gente”, explica un empleado de seguridad de Unicenter, mientras entrega los números en el estacionamiento.

Los pasillos de la tienda muestran todavía un nivel stock importante, aunque de acuerdo a la sección ya se empiezan a vislumbrar algunos agujeros, como por ejemplo en el área de zapatillas y artículos deportivos. Algo parecido ocurre en la tienda de celulares. “Nos quedan uno o dos teléfonos de cada modelo”, explican a LA NACION.

Oficialmente, el cierre definitivo de la tienda de Unicenter está fijado para el 31 de mayo, aunque los vendedores del local reconocen que los plazos se podrían adelantar. “Hasta fin de este mes estamos seguros. Después va a depender de que quede mercadería y de que no se decida un nuevo cierre de todos los comercios por la pandemia”, explica un vendedor del área bazar.

Comer al aire libre

El panorama que se vive dentro del local de Falabella difiere bastante con lo que se ve en el resto del shopping. El fin de semana el patio de comidas registró un boom de clientes, que se vio reflejado en las redes sociales. E incluso el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, retuiteó un video de la gente amuchada en el patio de comidas, alertando sobre un posible foco de contagio.

Para evitar nuevos problemas, en el shopping decidieron cerrar en forma temporal las mesas para sentarse dentro del patio de comidas y habilitar un área especial en la playa de estacionamiento del tercer piso. De esta manera, los locales de fast food continúan atendiendo a los clientes, ya se sea para take away o para llevarse la comida al patio de comidas.

La postal de clientes saliendo con varias bolsas del local de Falabella en Unicenter es muy difícil de ver en otro comercio argentinoFabián Marelli – LA NACION

Falabella anunció hace seis meses su decisión de retirarse del mercado argentino, para lo cual entregó un mandato de venta al banco Columbus Merchant. Después de varios meses de negociaciones y ofrecimientos, no apareció ningún comprador para las tiendas departamentales, que fueron cerrando sus puertas.

El grupo chileno también puso en venta a su cadena de homecenters Sodimac. En este caso, hubo varios interesados pero ninguna de las ofertas económicas terminó de convencer a los chilenos. Y hace unas semanas, la empresa anunció su decisión de mantener el negocio de Sodimac en la Argentina y retirar a la cadena de la venta.

Conforme a los criterios de

Conocé The Trust Project

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *