Cruce de industriales y Matías Kulfas por intimaciones a empresas y los controles de precios

La relación de confianza que la Unión Industrial tejió con el ministro de Desarrollo Matías Kulfas iba a facilitar un franco intercambio de opiniones. Pero el encuentro que mantuvieron ayer los 60 miembros de la Junta Directiva de la entidad fue mucho más que eso. Pese al tono mesurado que empleó, Daniel Funes de Rioja…

Cruce de industriales y Matías Kulfas por intimaciones a empresas y los controles de precios

La relación de confianza que la Unión Industrial tejió con el ministro de Desarrollo Matías Kulfas iba a facilitar un franco intercambio de opiniones. Pero el encuentro que mantuvieron ayer los 60 miembros de la Junta Directiva de la entidad fue mucho más que eso.

Pese al tono mesurado que empleó, Daniel Funes de Rioja se quejó de la “ley de abastecimiento, de los controles excesivos, del régimen de precios que desalienta la producción y de las exigencias nuevas que aparecen todos los días”, de acuerdo a varias asistentes.

“Pero si vos apoyaste la ley de abastecimiento en el contexto de la pandemia”, reprochó el funcionario en el encuentro que los empresarios calificaron cono “chispeante”.

“Bajo ningún concepto lo que apoyamos en el contexto de la pandemia es lo que está sucediendo ahora con los controles y las intimaciones”, soltó Funes de Rioja.

El vice la UIA y probablemente su próximo presidente, se refería al Sipre (Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica) que eriza la piel de muchos industriales al obligarlos a suministrar información sobre costos, además de intimar a producir al 100% de la capacidad a unas 1.000 empresas. En un comunicado posterior a la reunión, la UIA señaló que el Sipre, “genera superposiciones con herramientas ya existentes tales como las leyes de defensa de la competencia, de defensa del consumidor y de lealtad comercial”.

Y señaló que la intimación a las industrias para que produzcan al 100% de la capacidad instalada no contempla “las realidades y restricciones productivas, así como los niveles reales de demanda externa e interna en el actual contexto”.

Funes no estuvo solo. También hablaron en ese Zoom, que se extendió desde las 15,30 a las 18,30, numerosos representantes del interior.

Kulfas esgrimió en su defensa que habían encontrado múltiples atajos por parte de las empresas para evitar los precios cuidados y máximos al descubrir productos similares que se ofrecen a mayor valor fuera del régimen.

Fue en ese momento que le reiteraron “ la necesidad de finalizar el actual esquema de prohibición de despidos en pos de la normalización laboral, para que no constituya un impedimento a la incorporación de nuevos trabajadores”.

Y hubo varios que solicitaron que el personal que está licenciado pueda volver a la planta una vez vacunado. Muchos se refirieron a la “presión tributaria”.

La parálisis de Vaca Muerta por los cortes en Neuquén sobrevoló el encuentro. Los delegados del sur contaron que los cortes de ruta en Neuquén ya llevan 40 días y están afectando la actividad en Vaca Muerta.

Eso sí , después de los cruces, al ministro le llovieron las preguntas todas muy centralizadas acerca de si el Gobierno cerrará la actividad en medio del récord de contagios.

Los industriales se quedaron con la certeza de no bajarán la cortina productiva, ni siquiera por poco tiempo como recomiendan los expertos. Kulfas elogió los protocolos que adoptó la industria y destacó que los contagios no se producen al interior de las plantas.

También intentó tranquilizar respecto al impacto de la modificación en el Impuesto a las Ganancias para las empresas.

Hacia el final y justo cuando al ministro lo convocaban para una reunión urgente en la Casa Rosada, los industriales le insistieron con medidas activas para promover inversiones, dinamizar la producción y generar empleo formal.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *