Ofelia Fernández: “No me siento muy cómoda en el Frente de Todos”

Los 19 años que tiene Ofelia Fernández son un atractivo para que medios internacionales posen su mirada sobre su rol en la política. La legisladora porteña integra el Frente de Todos y es la más joven figura parlamentaria en Latinoamérica. Por ello el diario El País de España quiso contar su historia y logró toda…

Ofelia Fernández: “No me siento muy cómoda en el Frente de Todos”

Los 19 años que tiene Ofelia Fernández son un atractivo para que medios internacionales posen su mirada sobre su rol en la política. La legisladora porteña integra el Frente de Todos y es la más joven figura parlamentaria en Latinoamérica.

Por ello el diario El País de España quiso contar su historia y logró toda una definición: “No me siento muy cómoda” dijo cuando le consultaron sobre su rol dentro de la coalición que llevó a Alberto Fernández al poder. “No lo estoy, pero sabía que no iba a estarlo”, agregó.

¿Las razones? “Sé que aún no se dan las condiciones de fuerza para sacar adelante una agenda ambientalista y popular, con reconocimiento de los trabajadores de la tierra y los cartoneros, con una reforma judicial feminista y un sistema integral de cuidados. Asumo las decepciones“, admitió Fernández, aún cuando ciertos puntos de la agenda presidencial, como la legalización del aborto o el impuesto sobre las grandes riquezas le fueron medidas de caracter “satisfactorio”.

Por su edad, su perfil o como un sesgo generacional, Ofelia confiesa que las redes sociales le generan sinsabores. Le gustan pero las sufre: “Voy a un restaurante, cualquier bodegón aleatorio; me sacan una foto y la cuelgan en Twitter diciendo que estoy en el restaurante más caro de Argentina. Twitter me gusta, podría ser mi red favorita porque ofrece una buena síntesis de lo cotidiano, pero cada vez que lo abro leo cosas horrorosas sobre mí”, dijo, y se respondió: “Sé que esto ocurre por mi edad, por mi carácter y por mi proyecto político”.

Fernández, hija de padres apolíticos y nieta de militantes de Guardia de Hierro y militante de Juan Grabois, dice que su militancia y su “capacidad de liderazgo” le “son de siempre”. En la entrevista, recuerda que jamás estuvo “tan nerviosa como en una asamblea de toma (de colegios) en 2015”. “Yo tenía 14 años y nunca había hablado ante tanta gente, 300 o 400 personas. Lo pasé muy mal y no lo hice bien. Aun así, me felicitaron”, sostuvo.

La legisladora reveló que durante la cuarentena aprovechó para estudiar y matricularse en Derecho. “Me levantaba a las 8, hacía trabajo político de 9 a 18 y a las 19 empezaba las clases hasta las 23. No quedaba tiempo para leer, solo quería dormir”, relató. El trabajo a distancia se le volvió “muy frustrante”.

Confiesa que volvió a usar su despacho en la Legislatura, donde trabaja con colaboradores que son sus “amigos del Pellegrini”, el colegio donde Grabois la vio militar y la reclutó para sus huestes, en el Frente Patria Grande, aliado oficialista incómodo. 

El perfil escrito abunda en detalles de su vida de política y también de adolescente. Sus gustos. Sus frustraciones. Sus amigas que la “ayudan a elegir” su “look”. Su fanatismo por una serie con mujeres de armas tomar.

Describen su carácter a través de sus espacios: un departamento estrenado en Colegiales, primer domicilio de la vida sola, que entremezcla imágenes de la cultura pop coreana, con el fanatismo por Game of Thrones y en especial, por la figura de Daenerys Targaryen, esa lideresa entre revolucionaria y despótica que también fanatizó a Cristina Kirchner.

La legisladora apela a su “Daenerys interior”, según consigna El País, “para calmarse, para no estallar. Una imagen un poco distante del personaje de ficción. También a las clases de teatro “para dominar el miedo y la ira”. “Gracias al teatro -que comenzó a los 9 años- puedo decir por centésima vez una cosa y decirla con emoción”, cree Ofelia, con en una especie de terapia: “Para pasar una hora haciendo otras cosas”, dice aunque, adolescente, “ahora me da un poco de vergüenza”.

Con la viralización de su frase de incomodidad, las redes volvieron a hacerla tendencia. También por allí llegó el apoyo de su líder Grabois: “Cómo nos alegra que no se sienta cómoda; cómo nos repugnan lxs que se acomodan”, escribió. Y le regaló una foto junto a su ídola de la ficción.

Por último, Ofelia aseguró que a veces piensa en volver a hacer teatro como 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *