Otra vez juntos: cómo es la convivencia entre Aníbal y Sofía Pachano

Padre e hija, Aníbal y Sofía Pachano, volvieron a convivir este año cuando se estableció la cuarentena 24 de noviembre de 2020  • 21:13 En cuarentena, Aníbal Pachano volvió a convivir con su hija Sofía. “Los primeros días tuvimos pelotera pero nos fuimos acomodando. Creo que a ella le costó más porque es difícil ver…

Otra vez juntos: cómo es la convivencia entre Aníbal y Sofía Pachano

Padre e hija, Aníbal y Sofía Pachano, volvieron a convivir este año cuando se estableció la cuarentena
24 de noviembre de 2020  • 21:13

En cuarentena, Aníbal Pachano volvió a convivir con su hija Sofía. “Los primeros días tuvimos pelotera pero nos fuimos acomodando. Creo que a ella le costó más porque es difícil ver a su papá invadiendo su espacio”, contó Anibal Pachano en Cortá por Lozano, el ciclo que conduce Verónica Lozano en Telefe.

Pachano admitió que tiene varias mañas. “Soy fanático del orden y de la limpieza. Mi mamá me decía Juanito Puloy porque limpio todo y me lleva mi tiempo: es como una terapia. Y Sofía también tiene sus mañas: había que hacer silencio para sus zooms”. Pero también contó lo bueno que le aportó la convivencia: “Me hizo más vegetariano. Ahora hago compost, reciclo plástico. Me metió en un mundo distinto que me encanta”.

Sobre la participación de Sofía en MasterChef Celebrity, dijo: “Yo la veo divina. Cuando la llamaron no me lo contó enseguida. Me lo dijo tiempo después. Sofía tiene una mezcla maravillosa de su mamá (Ana Sans) y yo. Dice que no tiene carácter, pero de golpe es re Pachanita y explota. Ana también es brava. Pobre hija. Con Ana somos muy Montesco y Capuleto (en referencia a Romeo y Julieta, de William Shakespeare). Por ejemplo, ahora estamos medio enojados pero se nos va a pasar. Volviendo a Sofi, me da orgullo que esté trabajando, que siempre esté buscando. Es muy buena productora”.

Hacia el final de la entrevista, Aníbal reveló que le gusta “tomar la leche” todas las tardes. “Me gusta tomar la leche, como cuando era chico, que mi mamá me hacía tortilla santiagueña o las maravillas. Ahora tomo té y como algo dulce siempre. Me gustan las harinas aunque las tengo prohibidas”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *