Faltan productos de Precios Cuidados en supermercados y farmacias y crecen las segundas marcas

No hay stock. Producto en falta. Es el argumento que reciben los comerciantes por parte de proveedores y droguerías. No hay suficiente mercadería. El alcohol en gel (efecto coronavirus) y la lavandina fueron los protagonistas de la lista al comienzo de la cuarentena. Pero con el correr de los días comenzaron a registrarse faltantes de…

Faltan productos de Precios Cuidados en supermercados y farmacias y crecen las segundas marcas

No hay stock. Producto en falta. Es el argumento que reciben los comerciantes por parte de proveedores y droguerías. No hay suficiente mercadería. El alcohol en gel (efecto coronavirus) y la lavandina fueron los protagonistas de la lista al comienzo de la cuarentena. Pero con el correr de los días comenzaron a registrarse faltantes de productos, de alta demanda, en Precios Cuidados y farmacias. A fin de años se llega con vacíos cada vez más notorios en góndolas de casi todos los barrios.

“Fuimos reponiendo los artículos a medida que se iban vendiendo hasta que optamos por adquirir segundas marcas para abastecer la fuerte demanda. Pero, estos elementos también comenzaron a escasear”, cuenta Axel Martínez, encargado de la Farmacia Soy, ubicada en Santa Fe y Uriburu. La góndola de repelentes contra insectos ocupa poco espacio, fácil de rellenar. Entre primera y segundas marcas, son menos de 15 envases los que hoy están a la venta. Incluso, comparten lugar con el Lysoform, un desinfectante que elimina virus y bacterias, para poder completar el sitio asignado. Según el sector, es la categoría que representa el panorama más complicado en términos de faltantes.

Faltantes en un supermercado Vea del barrio de Barracas

Desde otro negocio del rubro, están convencidos de que la televisión funciona como termómetro en la demanda. La gente compra aquello que creen que les dará inmunidad porque escucharon hablar de sus propiedades en algún programa de tv o radio, se escucha por lo bajo. Complejos vitamínicos d y c, como el Redoxón, están parcialmente ausentes en los estantes. Hasta hace unos meses, sucedió con el paracetamol. “El problema es que la demanda superó la producción, enfatiza el empleado de una farmacia ubicada sobre la calle Pueyrredón.

En la Farmacia Soy, de avenida
Santa Fe 2249, Axel Martínez explicó que faltan repelentes.
Foto Germán García Adrasti

Para otros comerciantes, el problema es recurrente. “Siempre faltaron medicamentos. Si no es uno, es otro”, asegura el farmacéutico de un negocio de Av. Sta Fe. En los vitrales del local se observa una hilera de elementos de segundas marcas que reemplazan a los habituales. Pero la atención se concentra, una vez más, en el sector de repelentes. El off pareciera una especie en extinción, como si la mercadería hubiera volado al igual que los mosquitos.

Faltantes en la lista de Precios Cuidados: Aceite Girasol Florencia y Cada Día x 1500 cc, postres de leche Shimy, yogur bebible descremado Vida, yerba mate Rosamonte, pan lactal Familiar Veneziana, Repelente Aerosol Fuyi, queso rallado, jabón de tocador Antibacterial. Son algunos de los faltantes justificados entre el 23 y el 29 de noviembre en la sucursal Coto de la calle French. “La lista completa fue notificada en Secretaría de Comercio Interior. No los vas a encontrar en góndolas porque la mercadería no fue entregada por los proveedores”, explica personal de la sucursal.

Faltantes en un supermercado Vea del barrio de Barracas

El programa de Precios Cuidados contiene una lista de 311 productos de distintos rubros que pueden conseguirse en 20 cadenas de supermercados de todo el país. Incluyen primeras marcas y controles ciudadanos, para intentar ponerle un freno a la inflación que alcanzó el 3,8 % en el mes de octubre y un 37,2 % interanual.

En otros mercados, como el Plaza Vea de Barracas, aparecen góndolas vacías, incompletas, con espacios vacíos donde puede verse el paquete de un pan lactal solitario o de cuatro sachets de yogurt apilados sin nada más alrededor. O simplemente, está el cartelito de “Precios Cuidados” sin ninguna clase de contenido que complete su significado.

“No hay desabastecimiento, sino faltantes de algunos productos o su reemplazo por otro de características distintas. En general, en los super como Coto o Carrefour cambiaron la tendencia de primeras marcas hacia segundas o terceras. Envases de 500 gr disminuyeron y se comercializan a 400 gr. Incluso, se modificaron marcas y envases, eludiendo el incumplimiento de Precios Cuidado”, denuncia Héctor Polino, fundador y representante de Consumidores Libres.

Faltantes en un supermercado Vea del barrio de Barracas

Según el relevamiento de esa Asociación, el aceite cocinero de litro y medio no se encuentra en los mercados, pero aparecieron segundas marcas como Primor, Ideal y Florencia. También, se advirtió un cambio en los envases por otros de menor tamaño, como el de 900 cm cúbicos. Efecto que se replica en los de harina de maíz, polenta, que son presentados en paquetes de 500 cm cúbicos, en lugar de 750.

La harina de trigo marca la favorita 0000 por kilo es otra de las grandes ausentes en la cadena de Coto, Disco o Plaza Vea. Se venden otras marcas como Chacabuco o Blancaflor. En los negocios minoristas se registra menor presencia de yerba mate por kilo y su paulatino reemplazo por marcas como Nobleza Gaucha, Amanda y Rosamonte. Estos son otros de los datos que arroja el informe de la ONG presidida por Polino.

La Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) ya habían apuntado contra proveedores del sector alimenticio por faltantes en productos de la canasta básica. Las redes sociales también se hicieron eco de los reclamos. Ya son varios los consumidores que manifestaron sorpresa por los faltantes.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *