Elisa Carrió recordó que pidió varias veces la indagatoria del banquero Jorge Brito en causas penales

La dirigente de Juntos por el Cambio Elisa Carrió manifestó este sábado su pesar por la muerte del banquero Jorge Brito pero fue uno de los pocos políticos que apuntó contra las causas judiciales en que se investigó al dueño del Banco Macro. “Con respeto por el duelo y el pesar de sus familiares, quiero expresar como líder política,…

Elisa Carrió recordó que pidió varias veces la indagatoria del banquero Jorge Brito en causas penales

La dirigente de Juntos por el Cambio Elisa Carrió manifestó este sábado su pesar por la muerte del banquero Jorge Brito pero fue uno de los pocos políticos que apuntó contra las causas judiciales en que se investigó al dueño del Banco Macro.

“Con respeto por el duelo y el pesar de sus familiares, quiero expresar como líder política, que jamás acepté tener una reunión con el señor Jorge Brito”, escribió la exdiputada en Twitter en alusión a los apoyos financieros que el banquero dio a sectores políticos. Y agregó: “He pedido en varias oportunidades su indagatoria en causas penales“.

Una de las primeras denuncias de Carrió contra Brito fue por la salida de 10 millones de dólares de Austral Construcciones de Lázaro Báez a un banco de Liechtenstein, que fue bloqueada por una jueza de ese principado. A solo cuatro años de creada la constructora, Báez había sacado el dinero, a través del banco del Macro Bansud en mayo del 2006 que luego las pasó al Sud Bank and Trust de Bahamas y luego llegó al banco europeo. Finalmente, ante la ayuda del ex ministro de Economía de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, la jueza levantó el embargo y nadie quedó procesado por lavado de dinero.

Carrió también lo investigó en la venta de los departamentos del Madero Center de Brito a los Kirchner. El 9 de marzo de 2011, pocos meses después de la muerte de su padre, Máximo, como presidente de los Sauces SA, pagó 943.000 dólares por el más grande de los dos departamentos en ese exclusivo edificio de Puerto Madero. La escritura fue firmada ese día y el vendedor fue Macro Fiducia SA, el fideicomiso del grupo Macro que lideraba Brito. La Justicia no encontró registros de cómo fue el pago.

La ex diputada también lo investigó por la empresa Continental que tenía tres negocios inmobiliarios enormes. Uno era construir las torres Renoir, otro era un centro comercial en la localidad bonaerense de San Justo y un tercero era reciclar el viejo edificio de la privatizada empresa de teléfonos del estado ENTel sobre la avenida Corrientes y Maipú. Pero hubo pelea entre el dueño de Continental y Brito. 

En definitiva, Continental (CUSAI) informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que el veintitrés por ciento de las acciones de Brito y Carballo quedaron en las siguientes manos: Kiperszmid (14,94 por ciento), DYPSA (9,53), la “subsidiaria del Bank of New York Mellon llamada Pershing LLC” (11,55), Ernesto Gualterio Dolhare (4) Helvetic (4,11), más un 3,15 vendido a pequeños inversionistas. La fiduciaria Helvetic Services Group fue la misma que compró la financiera “La Rosadita” de Báez. Carrió también había pedido investigar a la Justicia si la financiera Financial Net, que repatrió 60 millones de dólares de Báez desde Suiza y que se investigan en la Ruta del Dinero K, tenía vínculos con Brito.

En otra oportunidad, Carrió pidió la indagatoria de Brito fue en 2012 porque lo ligaba al caso Ciccone a raíz de que el arrepentido ex testaferro de Amado Boudou, Alejandro Paul Vandenbroele, confesó que antes de declarar había recibido por años un sueldo de Brito y el pago de los gastos de su abogado.

Con respeto por el duelo y el pesar de sus familiares, quiero expresar como líder política, que jamás acepté tener una reunión con el señor Jorge Brito, y que he pedido en varias oportunidades su indagatoria en causas penales. pic.twitter.com/7gS2JDVheI

— Elisa Lilita Carrió (@elisacarrio) November 21, 2020

“Brito es amigo del Coti Nosiglia y de Chrystian Colombo (jefe de Gabinete de la Alianza). ¿Por qué no lo indagaban a Brito? El problema era que era muy amigo del juez Lijo y se reunían. Acá hubo un encubrimiento. Hasta ahora: tuvo que venir un arrepentido (por Vandenbroele) para que los jueces obren lo que ya estaba”, había dicho Carrió en 2017.

En el pensamiento de Carrió, “el Banco Macro es el banco de la política, no es de Brito solamente. Es el banco de la política argentina, que se entienda bien” en referencia a sus negocios con varios gobernadores para el pago de jubilaciones, entre otros.

La última vez que Brito había ingresado a los Tribunales de Comodoro Py fue el 26 de noviembre de 2017, cuando imputado por su participación en la adquisición ilegal de la ex Calcográfica Ciccone por parte de entorno de Boudou. Brito tuvo que declarar ante el juez Ariel Lijo, quien lo procesó pero luego la Cámara Federal porteña le dio una falta de mérito, que  es una medida intermedia entre el procesamiento y el sobreseimiento.

Entonces negó todas las acusaciones en su contra, pero pese a ello no quedó exento del procesamiento. Tiempo después la Cámara federal porteña le dictó una falta de mérito y no se volvió a resolver sobre su situación.

En cambio, el ex directivo del Banco Macro Máximo Lanusse y la ex titular de la Casa de Moneda Katya Daura habían sido procesados como partícipes necesarios de negociaciones incompatibles con la función pública en el caso Ciccone.

NE

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *