El duro cruce entre Sergio Berni y Gabriel Levinas: el caso Ameri y polémica por una frase de Perón

Sergio Berni y Gabriel Levinas protagonizaron varios cruces duros en “La Noche de Mirtha”. En un primer momento, se trenzaron por el caso Ameri, el diputado que renunció después de besarle un pecho a su novia en plena sesión virtual. Y sobre el final llegó el momento más fuerte, con una discusión sobre una frase…

El duro cruce entre Sergio Berni y Gabriel Levinas: el caso Ameri y polémica por una frase de Perón

Sergio Berni y Gabriel Levinas protagonizaron varios cruces duros en “La Noche de Mirtha”. En un primer momento, se trenzaron por el caso Ameri, el diputado que renunció después de besarle un pecho a su novia en plena sesión virtual. Y sobre el final llegó el momento más fuerte, con una discusión sobre una frase de Juan Domingo Perón: “A los amigos, todo; a los enemigos, ni justicia”.

En el comienzo del programa, Berni y Levinas ya habían discutido por la situación política de Formosa y los 25 años de Gildo Insfrán al frente del gobierno provincial. Luego volvieron a cruzarse al tratar el escándalo del diputado Juan Ameri y la remoción de jueces.

El ministro bonaerense hablaba con Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, sobre el episodio del ahora exdiputado Ameri. “No estoy diciendo que estuvo bien ni que fue un acto privado. Fue un acto privado que se convirtió en acto público. Ya fue sancionado, apartado, renunció”, dijo Berni.

Entonces ingresó Levinas: “Yo creo que fue un acto público que este señor lo convirtió en privado, porque él estaba en el Congreso, en el mismo Congreso que Berni acepta que funcione como funciona. Por lo tanto, él estaba en un Congreso virtual, pero en el Congreso”.

El duro cruce entre Gabriel Levinas y Sergio Berni por una frase de Perón. Foto Captura El Trece

—Perdón, a mí lo que me interesa es lo que se discute de fondo. Además, yo no creo que el Gobierno haya avanzado, como decía el señor Levinas…

—Y claro que no vas a creer. Vos no podés no creer, si a vos te dan la orden de creer lo que tenés que creer —arremetió el periodista—. Vos vivís en un país donde el gobierno peronista tiene el verticalismo como la base de su programática. Vos obedecés al líder. Entiendo tu posición y entiendo que vos tenés que defender, a veces, cosas que vos no querés defender.

—Mire, me parece que le hace falta leer un poco. Usted recién decía que el Gobierno estaba avanzando porque se estaban removiendo jueces. La ley es muy clara: quien pone y remueve jueces es el Senado. Usted trata de imponer una teoría que no está escrita en la ley.

—Yo no dije que estaba mal o bien. Dije que no es el momento, porque para que esas cosas se hagan se tiene que hacer un debate.

—Justificar lo injustificable no tiene ningún sentido —lanzó Berni.

—No, es al revés: usted está justificando lo injustificable —recogió el guante Levinas—. Es injustificable tomar medidas que van a cambiar la historia del país con media sociedad maniatada.

Entonces, Juanita Viale, la conductora del programa, intervino para “poner un poco de parcialidad”. Pero no fue la última vez que Berni y Levinas se trenzaron en una acalorada discusión.

El cruce sobre la meritocracia y una frase de Perón

Sergio Berni en un encuentro del peronismo bonaerense, a inicios de 2019. Foto Andrés D’Elia

Con esos antecedentes, llegaron al cierre del programa, en el que se sacaron chispas. “Mi familia sufrió al nazismo, mirá si no me voy a aguantar a los peronistas”, dijo el periodista. “No desvirtúe la palabra de Perón”, reclamó el ministro.

Todo comenzó cuando Berni debatía con la ministra porteña Soledad Acuña sobre la educación en la Ciudad de Buenos Aires. Tras intercambiar posiciones sobre las vacantes en el sistema público porteño, Berni recordó las “políticas de largo plazo” del kirchnerismo en el área de Educación, con “inversiones aseguradas del 6 % del PBI”.

—¡¿Cómo hacés para llevar adelante un proceso de educación cuando el Presidente de la Nación dice que el mérito no sirve para una mierda?! —se metió Levinas.

—Yo no estoy de acuerdo —respondió Berni, que tomó así distancia de las frases de Alberto Fernández al respecto.

—¿No estás de acuerdo con qué?

—Yo estoy de acuerdo con que una cosa es el mérito y otra cosa es el esfuerzo. Nosotros somos peronistas y sabemos que el esfuerzo tiene que ver con que una comunidad se organice. El esfuerzo es fundamental para el crecimiento de una persona —señaló el ministro de Seguridad bonaerense.

Ante la insistencia de Levinas, Berni fue categórico: “Yo sé que usted escucha hablar de peronismo y se le pone la piel un poco…”.

La respuesta del ex director de El Porteño no se quedó atrás: “No, para nada. Mi familia sufrió al nazismo, mirá si no voy a poder aguantar a los peronistas”.

Levinas regresó sobre la figura de Juan Domingo Perón. “Perón te decía ‘Dentro de la ley, todo; fuera de la ley, nada’. Y el mismo Perón te decía ‘A los amigos, todo; a los enemigos, ni justicia’. ¿Cómo hacés para juntar una cosa con la otra?”.

“No”, contestó Berni. “Él decía ‘Para los enemigos, la ley; para los amigos, los beneficios de la ley. No desvirtúe la palabra de Perón”, le pidió a Levinas.

Su interlocutor elevó el tono: “Si yo te traigo la frase de Perón, ¿vos renunciás? ‘Al amigo, todo; al enemigo, ni justicia’, ¿lo dijo o no lo dijo?”. Ante las evasivas de Berni, reiteró: “¡¿Lo dijo o no lo dijo?!”.

La respuesta del ministro de Seguridad bonaerense: “Se dicen tantas cosas. Lo pudo haber dicho. Acá lo que interesa es la doctrina, no lo que dice. ¿Sabe las cosas que dijo usted y después se tuvo que retractar?”.

—Lo que dijo sobre Feinmann, dijo que yo no soy médico, dijo que yo me llevé una valija de lo de Nisman —enumeró Berni.

—Sí, de eso está la foto…

—¿Sí? ¿Por qué no hace la denuncia? —le pidió el ministro.

—Yo no soy político, vos sos el que tiene que denunciar —expresó Levinas, copa en mano.

En ese momento intervinieron Juanita Viale, conductora del programa, y Soledad Acuña. “Para terminar el tema Educación. Para hablar en un tono más bajo y más calmo”, explicó la ministra de Educación de la Ciudad.

“Perdón el exabrupto”, dijo Levinas. Pero Berni respondió sonriente: “¿Por qué? Discutimos…”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *