Por una enfermedad. Europa suspendió la compra de naranjas argentinas

Europa suspendió la compra de las naranjas argentinas Crédito: Shutterstock Europa suspendió de manera unilateral la compra de naranjas argentinas debido a la presunta presencia de la enfermedad de la mancha negra en mercadería que llegó a ese mercado. La enfermedad no afecta la fruta para el consumo humano, aunque sí la estética. En 2018…

Por una enfermedad. Europa suspendió la compra de naranjas argentinas

Europa suspendió la compra de las naranjas argentinas Crédito: Shutterstock

Europa suspendió de manera unilateral la compra de naranjas argentinas debido a la presunta presencia de la enfermedad de la mancha negra en mercadería que llegó a ese mercado. La enfermedad no afecta la fruta para el consumo humano, aunque sí la estética. En 2018 se enviaron a Europa 52.404 toneladas de naranjas.

Según pudo saber LA NACION, la suspensión sería por el resto de la temporada. Fuentes oficiales dijeron a este diario que los motivos principales que llevaron a la Unión Europea a tomar esa decisión serían los riesgos fitosanitarios relacionados a una enfermedad de la que está exenta. Fuentes de la actividad creen que podría haber, en tanto, una posible traba paraarancelaria.

“Se desoyó una solicitud que se hizo desde la Argentina de aplicar el concepto de regionalización, excluyendo de la suspensión a los cítricos dulces de la región NEA que no han tenido ninguna intercepción de la enfermedad”, afirmaron desde el Senasa.

Agregaron que la decisión europea fue apurada, ya que desde el punto de vista normativo sanitario internacional no se hicieron las pruebas de laboratorio necesarias de las intercepciones en las naranjas detectadas como se hizo con los limones. Vale recordar que para los limones los mismos productores suspendieron sus envíos para lo que resta de 2020.

“No existe el aval científico de las pruebas de laboratorio, y a eso se suman los planteos hechos públicamente por el sector citrícola español de cuestiones arancelarias”, indicaron en el organismo. Para el sector, esto se traduce más en un problema comercial que sanitario, ya que la mancha negra, cuyo nombre científico es phyllosticta citricarpa es un hongo que no afecta ni siquiera al sabor de la fruta, sino su aspecto exterior por las manchas.

Según trascendió, Cancillería y el Ministerio de Agricultura están negociando para retomar las exportaciones. Según el documento que habría llegado a las oficinas del ministro Luis Basterra, el bloqueo se hará efectivo a partir del domingo. “Por la urgencia del asunto y la severidad del riesgo fitosanitario, los envíos que ya estaban en tránsito serán vistos con flexibilidad. No obstante, a partir de los 20 días de esta decisión los cargamentos no podrán tomarse”, aseguraron fuentes oficiales.

Barrera

José Carbonell, presidente de la Federación Argentina del Citrus (Federcitrus), dijo a LA NACION que la decisión de Europa de suspender las compras de naranjas argentinas por la mancha negra no estaría motivada precisamente por el hongo.

Para Carbonell, es “sospechoso” que en el último tiempo se hayan aumentado los controles sanitarios de las frutas nacionales en España, país que estaría detrás de la suspensión del ingreso de las naranjas locales. “Se alteraron notablemente (las ventas). Según la lógica de los antecedentes españoles, había que hacer una triplicación en el control sanitario. Están haciendo una enorme tarea de espulgar las frutas y los encuentros de estas enfermedades no están respaldadas por ningún organismo oficial”, aseguró.

Contó, además, que España ha insistido mucho con respecto al cítrico argentino. “Estamos sorprendidos de su actitud. No me alcanza para decir que es una cuestión comercial porque en ese país la citricultura ha aumentado en gran manera y la Argentina ha trabajado mucho con ellos, que son quienes vienen a manifestar el problema”, dijo.

Según indicó el presidente de Federcitrus, el año pasado había dos inspectores para las frutas, sin embargo, ahora hay ocho. “El pedido viene desde las cámaras españolas de citriculturas. Hay una tarea muy grande de lobby porque ahí se concentra el mayor volumen de consumo”, agregó. Remarcó que la mancha negra no se detecta en el viaje. Tampoco, señaló, se transmite a otras plantas o frutas.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *