Canje de deuda: el Gobierno ya tiene listos los cambios y en cinco días presentaría una nueva oferta a los bonistas

En un juego de sumas y restas, el Gobierno avanza en buscar adhesiones para la nueva propuesta de canje de deuda que, impulsada desde UBS, se discute con los acreedores. La intención es llegar con mayor aceptación posible para formalizarla ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).Si bien…

Canje de deuda: el Gobierno ya tiene listos los cambios y en cinco días presentaría una nueva oferta a los bonistas

En un juego de sumas y restas, el Gobierno avanza en buscar adhesiones para la nueva propuesta de canje de deuda que, impulsada desde UBS, se discute con los acreedores. La intención es llegar con mayor aceptación posible para formalizarla ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

Si bien pensaban hacerlo este miércoles, creen que aún faltan ultimar detalles por lo que se hará lo antes posible, a fines de esta semana o principio de la próxima, confió una fuente oficial. Es decir, los próximos cinco días hábiles habrá novedades relevantes en esta materia.

Mirá también

Una vez presentada de manera formal, esa será la oferta que la Argentina saldrá a “vender” a los acreedores y buscará rastrear entre los minoristas, que forman una masa crítica importante pero aún difusa. Para eso se apoyará en los bancos de inversión en la última etapa.

No por eso restan importancia a la cuestión de qué fondos de los grandes, como BlackRock, Fidelity, Ashmore, Gramercy y Greylock, entre otros, terminarán ingresando.

Mirá también

De hecho el propio Martín Guzmán reconoció la semana pasada que con algunos, como el Comité de Acreedores, había puntos de entendimiento, por lo que estaban más cerca de un acuerdo.

Pero más allá de las posiciones públicas, como la que los grupos Ad Hoc (en donde está BlackRock) y Tenedores de Bonos de Canje manifestaron hoy, en el Gobierno creen que algunos fondos incluso dentro de estos grupos ya estarían dispuestos a ingresar.

Mirá también

“El grupo Ad Hoc de tenedores de bonos argentinos y el de Tenedores de Bonos de Exchange quieren dejar en claro que no ha habido un compromiso significativo entre ellos y las autoridades argentinas desde el 17 de junio, a pesar de informes inexactos en contrario”, dijeron a través de un comunicado.

La propuesta que está en la mesa de negociaciones hoy incluye algunas variantes que, para el Gobierno argentino, no implican cambios frente al cálculo de que la oferta es de un valor presente neto de 50 dólares.

Pero con las modificaciones que introdujeron, la tasa de descuento a la que los acreedores evalúan la propuesta es mejor, por lo que les arroja un valor de la oferta mayor a los 50 dólares.

Según pudo averiguar Clarín, hay algunos puntos centrales en la propuesta económica modificada: se borró de la propuesta el cupón atado a las exportaciones que había incluido el equipo de Martín Guzmán en la anterior oferta. “No hubo acuerdo con los acreedores sobre el precio a poner de este instrumento, por lo que se lo dejó a un lado”, sostuvo una fuente oficial.

A cambio lo que hacen es modificar las fechas de los intereses devengados, por lo que ahí hay una primera mejora. “Esto impacta porque depende de cuándo se haga la fecha de corte”, explicitaron.

Otra es que si bien se empiezan a abonar los intereses desde 2021, se cambian las fechas de pagos. Es decir, los meses en los que se afrontarán estos vencimientos varían y con eso se adelanta un poco la fecha.

Sobre las condiciones legales, mantienen que es inadmisible aceptar volver atrás con las cláusulas en los bonos, un requisito que habían manifestado Ad Hoc y Tenedores de Bonos de Canje.

El pedido de los bonistas es aplicar las cláusulas que rigen a los títulos emitidos en los canjes de 2005 y 2010 a los nuevos bonos, que son más estrictas para el país que las vigentes desde 2014.

“Si fuéramos ortodoxos con los planteos del ICMA (Asociación de Mercado de Capitales Internacionales), se debería migrar en todos los títulos las condiciones de 2005 a las de 2016, y no lo hacemos; a los de 2005 se las conservamos”, plantearon las fuentes.

También se continúa con la posibilidad de re-designar los títulos, es decir, la posibilidad de hacer cierres parciales y secuenciales del canje, algo novedoso en la arquitectura internacional y que se denomina como “estrategia PACMAN“.

La expectativa de qué aceptación se podría conseguir es aún un número que se lo guardan con recelo en los despachos oficiales. Llegar a los umbrales planteados en las cláusulas de acción colectiva (CAC) aún luce lejano, con porcentajes de 66% o hasta 85%, según el corte que se haga y el tipo de título en cuestión.

Pero alcanzar una adhesión de en torno a 50% da cierto aire de que aún las demandas que se puedan presentar en los tribunales de Nueva York, a cargo hoy de Loretta Preska -la sucesora de Thomas Griesa-, no lleguen a buen puerto.

La deuda en juego en este capítulo de las negociaciones -al que se sumarán otros dos, una con los bonistas bajo legislación argentina, y otra, con el Fondo Monetario Internacional- acumula unos US$ 64.800 millones.

Engloba los títulos denominados en dólares bajo legislación internacional, básicamente los bonos que se emitieron en los canjes de deuda de 2005 y 2010, y también los colocados por la gestión de Mauricio Macri, desde 2016 a esta parte.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *