La recaudación de mayo cayó 22,3% en términos reales por la cuarentena y la inflación

La  recaudación impositiva de mayo trajo nuevas evidencias del derrumbe de la actividad económica potenciado por la cuarentena. AFIP informó este martes que los ingresos tributarios alcanzaron los $ 499.535 millones, con un incremento nominal de 12,4% en relación al mismo mes del año pasado. Pero si se aplica la inflación acumulada en ese período -del 47% en 12 meses- en…

La recaudación de mayo cayó 22,3% en términos reales por la cuarentena y la inflación

La  recaudación impositiva de mayo trajo nuevas evidencias del derrumbe de la actividad económica potenciado por la cuarentena. AFIP informó este martes que los ingresos tributarios alcanzaron los $ 499.535 millones, con un incremento nominal de 12,4% en relación al mismo mes del año pasado. Pero si se aplica la inflación acumulada en ese período -del 47% en 12 meses- en realidad los ingresos fiscales se desplomaron 22,3% en términos reales.

En su informe la AFIP reconoció que “la recaudación se vio afectada por la caída en el nivel de actividad asociada al aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Mirá también

De esta forma, en los primeros cinco meses del año los ingresos tributarios ascendieron a $ 2,3 billones, una suba nominal de 28,3%. En términos reales perdieron 13%, según las estimaciones del economista Nadín Argañaraz.

“Esta caída de mayo equivale a un faltante de $ 143.000 millones en la recaudación del mes”, planteó Argañaraz.

Uno de los datos alarmantes fue el desempeño del IVA. Al gravar directamente al consumo es un indicador claro de la retracción de la actividad. En términos nominales subió solo 3,6%. Esto implica una baja real del 28,3%.

El IVA Aduanero que grava las importaciones cayó nominalmente 1,1%. La consultora LCG indicó que “se debe fundamentalmente al contexto de fuerte reducción en las importaciones, que más que compensó la evolución del tipo de cambio.”

En cuanto al Impuesto a las Ganancias subió a nivel nominal 9,5%, una caída real del 24,3%.

En el caso de los recursos de la seguridad social la baja fue potenciada por las medidas que tomó el gobierno para amortiguarle a las empresas el golpe de la cuarentena. Así fue como se redujeron los aportes patronales para varios sectores. “Los recursos vinculados con el Sistema de Seguridad Social aumentaron 11,6% en relación con el mismo mes del año anterior. La dinámica de estos impuestos evidencia los efectos de otras medidas de política tributaria como la postergación por dos meses del componente SIPA de las contribuciones patronales y la reducción en la alícuota”, señalaron desde el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont.

Mirá también

Además del IVA, el otro indicador crítico fueron las retenciones a las exportaciones. El informe oficial puntualizó que “con tres días hábiles menos de recaudación, los Derechos de Exportación alcanzaron en mayo los $ 24.752,8 millones, una caída del 35,6%“. Cuando se descuenta la inflación la baja llega al 55%. Esta merma tan marcada es consecuencia de la escasa liquidación de exportaciones potenciada por la brecha cambiaria.

Al respecto el economista Gabriel Caamaño destacó que “a pesar del alza interanual del tipo de cambio y del aumento de alícuotas, la caída real es más que significativa”. Ahí impacta lo que se adelantó de liquidación de exportaciones antes del cambio de gobierno y lo que se retiene de la nueva cosecha. “En abril de este año la recaudación en ese concepto había crecido 18% interanual nominal. Ahora cae 35%”, señaló.

En tanto, el impuesto PAIS, que recarga con un 30% los consumos en dólares, permitió recaudar $ 11.906,6 millones. Desde la consultora ACM marcan que este tributo creció 160% respecto de abril. “Dada la imposibilidad de viajar al exterior la compra de dólares para atesoramiento parece haber tomado un gran dinamismo en mayo”, apuntaron.

Otro de los impuesto con un alza marcada fue Bienes Personales que creció 1167,5%. Aquí pesaron los ingresos por el pago a cuenta establecido para los contribuyentes con bienes en el exterior por el período fiscal 2019. 

Para LCG “en los meses siguientes, la recaudación seguirá mostrando un desempeño preocupante, debido al desplome que sufre la actividad”. Para todo el año anticipan una baja de los ingresos tributarios equivalente a casi 3 puntos del PBI.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *