Las ventas de nafta bajaron un 80% en abril y recién se recuperarían para octubre

Aunque ya lo habían anticipado las petroleras, las estaciones de servicio confirmaron que abril les dejó una baja inédita. El despacho de nafta disminuyó hasta un 81% en la ciudad de Buenos Aires, para la “premium”. Como la caída en nafta súper fue del 70,5%, el promedio marca un descenso del 73,8% en la principal…

Las ventas de nafta bajaron un 80% en abril y recién se recuperarían para octubre

Aunque ya lo habían anticipado las petroleras, las estaciones de servicio confirmaron que abril les dejó una baja inédita. El despacho de nafta disminuyó hasta un 81% en la ciudad de Buenos Aires, para la “premium”. Como la caída en nafta súper fue del 70,5%, el promedio marca un descenso del 73,8% en la principal urbe del país.

El gasoil “común” fue, hasta ahora, el menos golpeado. Sufrió una caída del 18% a nivel nacional. El premium resultó mas afectado, con una disminución del 52%.

Aunque en abril la cuarentena fue en todo el país, las zonas vinculadas al campo del interior mantuvieron los mejores niveles de actividad. Eso hizo que el gasoil sufriera mucho menos que las naftas. Es más, en el interior de Córdoba (excluyendo la capital), hasta subieron los despachos de gasoil.

De todas formas, las ventas de nafta bajaron dos tercios entre abril de 2019 y abril de 2020. Las de gasoil disminuyeron un tercio.

Gabriel Bornoroni, presidente de la cámara C que se mostró optimista y espera que para octubre vuelvan a recuperar el nivel de ventas, volviendo a los niveles precuarentena. “Para poner en un punto de comparación, durante ninguna de las últimas etapas de recesión que se dieron en el país había caído tanto la venta”, señaló.

Según un documento que maneja esa cámara,  el 84%  de las estaciones de Servicio del país hoy se encuentran operando a pérdida, Dos tercios se encuentran en un “punto crítico”. En total, el informe calcula que el sector perdió $ 42.500 millones por la pandemia.

La orden de permanecer en las casas afectó a las estaciones de servicio, ya que los particulares casi no usaron sus autos. El “salvador” fue el campo. Córdoba es un ejemplo. En la ciudad, el consumo de naftas bajó un 61%, mientras que el resto de la provincia la disminución fue del 18%.

Los precios de la nafta subieron un 32% interanual. En el sector consideran que están por debajo de la inflación de ese período.

El Gobierno prometió que no aplicará nuevos impuestos a los despachos de combustibles hasta octubre. En el Poder Ejecutivo entienden que los importes estarán congelados hasta esa fecha. Sin embargo, el congelamiento no está explicitado en el decreto que oficializó la creación del “barril criollo”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *