Coronavirus: en las últimas semanas se venía reduciendo el número de infractores

La nueva fase de la cuarentena en el área metropolitana ya se anticipa como de mayores controles policiales. A pesar, de que el accionar de las fuerzas de seguridad federales nunca desapareció, las estadísticas muestran que en las últimas semanas también hubo una menor cantidad de gente detectada en infracción. En los términos de estos…

Coronavirus: en las últimas semanas se venía reduciendo el número de infractores

La nueva fase de la cuarentena en el área metropolitana ya se anticipa como de mayores controles policiales. A pesar, de que el accionar de las fuerzas de seguridad federales nunca desapareció, las estadísticas muestran que en las últimas semanas también hubo una menor cantidad de gente detectada en infracción. En los términos de estos días, se podría decir que la curva de los retenes se aplanó.

Mientras la cantidad de personas y vehículos se mantuvo en crecimiento constante, el porcentaje de los infraccionados fue mermando. Desde el Ministerio de Seguridad niegan que esto obedezca a una decisión de levantar controles o flexibilizar, sino “que la gente fue entendiendo y no salía sin los permisos” y que también se sumó que “el número de infraccionados sobre controlados fue moviéndose”. Al principio, relatan, con menos controles realizados se encontraban con alguien en infracción, pero con el paso del tiempo fueron necesarios más controles para labrar multas o secuestrar vehículos.

“Hubo cambio de lógica en algunos controles, sobre todo para no generar atascos, pero no es que se levantaron”, explican desde la cartera que conduce Sabina Frederic. Describen cambios, por ejemplo, en el Puente Pueyrredón, donde los retenes dejaron de hacerse sobre la autopista 9 de Julio Sur, sino en las subidas.

De todas formas, con mayor caudal de personas y vehículos en la calle en las últimas semanas, la cantidad de controlados se mantuvo en una curva de ascenso constante y no se disparó. Pero se acható la de los infractores. En las primeras semanas de la cuarentena, las personas infraccionadas representaban arriba del 2,5% del total de personas controladas. Los últimos dos días fue apenas debajo del 1%. En el caso de vehículos, la relación empezó siendo del 0,3% y la última semana representó apenas el 0,07%. Hasta mediados de abril, se secuestraron entre 60 y 300 autos. Esta semana, menos de diez cada día.

A partir de la próxima semana, con la decisión de rehacer los permisos de circulación y de restringir los cruces entre Capital y Conurbano solamente a trabajadores de servicios esenciales, se prevé que la curva del control volverá a subir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *