Alberto Fernández se reunió con el comité de infectólogos y prepara el anuncio: una cuarentena sin cambios y con más controles

─No es joda. Esto es vida o muerte.La frase la repitieron fuera de micrófono varios de los funcionarios nacionales que participaron el jueves de la reunión en Casa Rosada con dirigentes de la Ciudad y de la Provincia. Este viernes, en la antesala de una nueva extensión de la cuarentena volvieron a reiterarla la observación…

Alberto Fernández se reunió con el comité de infectólogos y prepara el anuncio: una cuarentena sin cambios y con más controles

No es joda. Esto es vida o muerte.

La frase la repitieron fuera de micrófono varios de los funcionarios nacionales que participaron el jueves de la reunión en Casa Rosada con dirigentes de la Ciudad y de la Provincia. Este viernes, en la antesala de una nueva extensión de la cuarentena volvieron a reiterarla la observación ministros de la Nación, como el de Transporte Mario Meoni.

El presidente reiteró la observación por la tarde, en Olivos, ante el comité de infectólogos que lo asesoran. “Está claro que hay que ordenar el transporte público y la movilidad en AMBA”, sentenció el mandatario.

La mirada representa un cambio de posición. Hace un mes el Gobierno registraba que el tránsito ─“enemigo terrible y uno de los mecanismos brutales de expansión del virus”, en palabras de Ginés González García─ en el Gran Buenos Aires estaba en aumento. Sin embargo, relativizaban el impacto.

El Gobierno avaló después de eso más apertura. “Lo que cambió en el área metropolitana es la velocidad de la curva y que la gente salió más a la calle”, coincidieron funcionarios bonaerenses.

Mirá también

En las últimas horas, el Ejecutivo nacional volvió a difundir los números de usuarios en el transporte público interurbano. Ahora destacan que, si bien el traslado en trenes, colectivos y subtes bajó un 76 por ciento respecto a los días previos al aislamiento, el último jueves se duplicaron los usuarios que utilizaron el transporte público: hubo 536.136 usuarios más que el primer jueves hábil de la cuarentena. El informe aclara que en todas las fases de la cuarentena el flujo de pasajeros estuvo por encima del 50 por ciento.

“No promovamos el consumo y el movimiento de las personas. Estamos hablando de evitar muertes. Podemos evitar el contagio y la muerte, y hay que trabajar para eso”, sostuvo Fernández ante la atenta mirada del jefe de Gabinete Santiago Cafiero; la vicejefa, Cecilia Todesca; el ministro de Salud y su segunda, Carla Vizzotti; y del secretario general de Presidencia Julio Vitobello.

Los miembros del comité de expertos ─Omar Sued, Pedro Cahn y Mirtha Roses, entre otros─ estuvieron de acuerdo con fortalecer los controles en el transporte. “Es esencial”, acotaron y pidieron más controles, según comentaron los funcionarios locales.

El Gobierno descartó por ahora cerrar estaciones intermedias del ferrocarril en Provincia y en Capital, una opción que se había barajado. “En colectivos y en subtes no es el problema; los problemas son los trenes y los autos en las autopistas”, explican en la Provincia.

Se harán controles de retenes policiales en 37 puntos en el Gran Buenos Aires y en las autopistas. Además, se avanza en el reempadronamiento de certificados únicos de circulación, en la aplicación para reservar pasajes de trenes y en servicios complementarios de colectivos para bajar el flujo de pasajeros en el ferrocarril.

Fernández, en tanto, volvió a reclamar mayor concentración en las villas y asentamientos; tal como acordó con el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, el miércoles.

“Tenemos que encarar el trabajo juntos y hacer un protocolo en los barrios de emergencia que les dé confianza a sus habitantes para resolver el problema. Tenemos que tener un gesto muy firme y ocuparnos de ellos. Hagamos las cosas de otro modo, sin hacerles sentir que son los culpables. Lo que necesiten hay que llevarles, con condiciones más dignas”, sentenció el Presidente, que esta semana recibió a Ignacio Levy, de la Garganta Poderosa tras la muerte de la dirigente Ramona Ortega, en la villa 31.

Meoni, mientras tanto, supervisaba a esa hora la terminal de cruceros, que el Gobierno está adaptando para hacer testeos en el barrio 31. Los expertos apoyaron los esfuerzos del Gobierno en ese sentido y defendieron la extensión de la cuarentena. “El hemisferio norte no tuvo la variable de la pobreza estructural que tiene Argentina, hay que seguir cuidando en todo el país a los lugares con grandes bolsones de pobreza”, señalaron el mismo día que la Organización Mundial de la Salud señaló a América latina como nuevo epicentro de la expansión del coronavirus.

Por la mañana, en su informe matutino, Vizzotti se refirió al incremento de los operativos Detectar, en las villas. “Hay que avanzar a un estadio que requiera una situación de mayor preocupación como en el barrio Mugica, de Retiro. Es un sistema de búsqueda activa con mayor sensibilidad, para llegar a los casos más precozmente”, sostuvo.

La secretaria de Acceso a la Salud participará este sábado del programa Detectar en la Villa 15 (Ciudad Oculta) junto a los ministros porteños Fernán Quirós (Salud) y María Migliore (Desarrollo). Los infectólogos, durante el encuentro con el Presidente, también pidieron aumentar los testeos. “Hasta ahora hubo vigilancia pasiva y ahora hay activa con el programa Detectar”, dijeron.

La Ciudad intensificará su control en los asentamientos. Se sumarán 35 postas febriles a las 15 que desde el 11 de mayo se habían ubicado en el ingreso de cada barrio. En esas unidades se detectaron 100 contagiados. Además, se incrementarán el plantel de 1400 trabajadores de las cuadrillas de desinfección y -.en acuerdo con los curas villeros y las organizaciones sociales- se acondicionarán capillas para aislar a los adultos mayores. 

En la jefatura de Gobierno también explican el cambio de criterio sobre el Transporte, que en la Capital relativizaban en un principio. “Todos están viendo evolucionar la curva de contagios y la gente se preocupa; sobre todo en el Gran Buenos aires donde la infraestructura no es la misma que en la Ciudad. La curva a evolucionar igual dos semanas después o antes. Hay que preparar el sistema para poderla atender. Todo lo que podamos controlar de transporte va a bajar la velocidad y nos va a dar más tiempo”, sostienen ahora.

El Presidente comunicará este sábado la extensión de la cuarentena y el detalle de las medidas, acompañado por el jefe de Gobierno y el gobernador. Larreta mantendrá por la mañana la reunión con su propio comité de expertos; aunque a priori no planeaba dar marcha atrás con el relajamiento de la cuarentena. Kicillof se reunió este viernes con los integrantes del Centro de Operaciones de Emergencias provincial.

No solo los criterios de flexibilización de la cuarentena son distintos de los dos lados de la General Paz; también los controles sobre comercios. En la Ciudad se registraron 42 clausuras; solo en Quilmes -cuya intendenta Mayra Mendoza criticó públicamente a Larreta- se infraccionó a 150 locales y se clausuraron otros 45 por violar la cuarentena y aumentar los precios sin motivos.  

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *