Coronavirus en Argentina: tras el colapso de tránsito, el Gobierno establece más controles y carriles exclusivos para exceptuados

Por el colapso de tránsito que se registró este miércoles en los accesos que conectan la Ciudad y la Provincia por los operativos de control, el Gobierno dispuso la conformación de carriles únicos para garantizar la circulación rápida de determinados grupos de trabajadores exceptuados por la cuarentena obligatoria para contener el avance del coronavirus. La…

Coronavirus en Argentina: tras el colapso de tránsito, el Gobierno establece más controles y carriles exclusivos para exceptuados

Por el colapso de tránsito que se registró este miércoles en los accesos que conectan la Ciudad y la Provincia por los operativos de control, el Gobierno dispuso la conformación de carriles únicos para garantizar la circulación rápida de determinados grupos de trabajadores exceptuados por la cuarentena obligatoria para contener el avance del coronavirus. La medida privilegiará el transporte de camiones de carga, de pasajeros y de trabajadores de salud.

Los carriles rápidos se implementarán en las principales vías de acceso a la Capital, como el Puente Pueyrredón, la Panamericana, y la Autopista Delle Piane, 25 de Mayo y Perito Moreno, entre otras, saturadas tras el fin de semana largo.

Mirá también

Los carriles izquierdos serán para uso exclusivo del personal de salud y seguridad, que tendrán libre ingreso. Los carriles derechos serán para el transporte público y de alimentos, que también tendrán paso irrestricto. Por último, los carriles centrales serán utilizados únicamente por los vehículos que tengan el permiso autorizado por la Ciudad. En el DNU presidencial hay 34 actividades exceptuadas.

Además, se abrirán accesos que hasta el miércoles eran exclusivos para colectivos para que también circulen camiones que transporten alimentos e insumos de la cadena de abastecimiento. El operativo de control sobre el Puente Pueyrredón se desplaza 1500 metros para permitir una mejor distribución del tránsito y se establecerá un nuevo control en la Autopista Buenos Aires-La Plata. 

Así lo resolvió la ministra de Seguridad Sabina Frederic, quien se lo comunicó a las autoridades porteñas -como el vicejefe Diego Santilli– luego de la reunión que mantuvo la primera con el presidente Alberto Fernández y con los responsables de las fuerzas de Seguridad federales en Olivos.

Según el parte de tránsito oficial, hasta las 15, habían circulado por las mencionadas autopistas 55.605 vehículos. Fuentes oficiales calculaban que cerca de 260 mil autos habían circulado durante toda la jornada a la Capital, 60 mil más del “ideal”.

El vaso medio lleno: se registró una caída del tránsito de 70% respecto al miércoles de la semana pasada cuando circularon 185 mil autos, camiones y colectivos y todavía no había entrado en vigor el DNU que rige la cuarentena obligatoria.

El vaso medio vacío: el volumen fue mayor al del fin de semana y al de los feriados del lunes y del martes.

En lo que todos coinciden en que los trabajadores de primera necesidad en el medio de la emergencia sanitaria y los responsables de la logística para garantizar el abastecimiento de alimentos e insumos críticos no pueden quedar ni deben quedar varados en el medio de los controles.

Por otra parte, el Gobierno y el Ejecutivo porteño serán más inflexibles con quienes no tengan autorización para circular y violen la cuarentena. “El que viola la cuarentena se expone a que le secuestren el auto y reciba una multa porque está contraviniendo normas municipales que ordenan cumplir con la ley”, sentenció el Presidente en una entrevista con Telefé.

El ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni propuso en la reunión del martes entre el mandatario e intendentes del Gran Buenos Aires que la violación de la cuarentena fuera declarada una contravención para que tuviera una multa económica. Pretendía que a los infractores les “doliera” más que un proceso penal en el horizonte. En la Provincia esperan el visto bueno del Presidente que todavía no llegó. En el Ejecutivo no lo descartan del todo. En la Ciudad ya rigen multas que van de los $10 mil a $80 mil.

El Gobierno y las provincias acordaron un plan para controlar con cámaras los autos de los argentinos que regresaron al país de las zonas de riesgo. El martes habían regresado alrededor de 14.500 residentes en el país. 

“Hay más de 200 mil personas trabajando y eso está dentro de lo previsto. De los que están circulando contrariando la cuarentena se van a ocupar las Fuerzas de Seguridad. Trato de que entiendan por las buenas, si no lo entienden por las buenas lo van a entender con el rigor de la ley”, insistió el jefe de Estado.

La Ciudad resolvió cerrar 56 de los 111 accesos que la conectan con la Provincia. En la jefatura de Gobierno defendieron la medida, que -aseguran- fue consensuada con la Provincia y la Nación. Destacan que el cierre de accesos poco transitados permite reubicar a agentes de tránsito y de policía en puntos más críticos.

“Hoy vimos una mayor afluencia que la que teníamos en los días anteriores. Los controles no sólo van a permanecer, sino que vamos a introducir nuevos mecanismos para que la eficacia sea aún mayor”, sostuvo Frederic en la conferencia de prensa posterior al encuentro con el Presidente y los jefes fuerzas.

En efecto, según reconocen funcionarios que participan de las reuniones para coordinar el cumplimiento de la cuarentena en los tres distritos, la “disuasión” de colas sirven para desalentar a los ciudadanos que no estén exceptuados y a los que no tengan necesidad imperiosa de trasladarse.

El mayor control -aun con las demoras innecesarias- ya se plasmó este miércoles. Las fuerzas federales notificaron solo este miércoles entre las 8 y las 15 a 41.958 personas por violar la cuarentena, detuvieron a 962, controlar 2.3915 vehículos y secuestraron 113. Desde el inicio de la cuarentena. Los números de notificados y detenidos son mayores a los que se habían registrado en los 5 días anteriores.

Santilli también se mostró disconforme con el flujo vehicular. “Si me preguntabas ayer, te decía que estaba satisfecho con el comportamiento de la gente, pero hoy te digo que así no va”, dijo en declaraciones a radio Mitre.

Por otra parte, en buena medida consideraban una postal inevitable las filas interminables de vehículos en los canales de televisión, que ahora buscará optimizar. “¿Qué hubiera dicho la gente que estaba en la casa si en vez de ver por la televisión un embotellamiento en la Panamericana, hubieran visto miles de autos circulando sin control?”, razonaban.

Si bien la mayoría de quienes violan la cuarentena, son imputados y enviados a sus casas, algunos de los casos más flagrantes -como el de joven que jugaba al Pokemon Go en San Telmo- son detenidos en alcaldías y comisarías. De los 222 detenidos por violar la cuarentena en la Ciudad, 25 permanecían en alcaldías por requerimiento de los jueces. 

En el encuentro en Olivos entre Frederic y el Presidente también participaron los titulares de Gendarmería , Andrés Severino; la Policía Federal, Juan Carlos Hernández; la Policía de Seguridad Aeroportuaria, José Glinski; y de la Prefectura Naval, Mario Rubén Farinón. La ministra informó que sus respectivas fuerzas incorporaron el uso de la aplicación SIFCOP (Sistema de Información Federal de Comunicaciones Policiales), para consultar de manera instantánea a los 176.000 registros de personas que deben cumplir la cuarentena obligatoria por volver de países considerados zona de riesgo.

Como adelantó Clarín, para reforzar la Seguridad el Gobierno también resolvió enviar más gendarmes a los distritos más comprometidos del Conurbano. El primero será La Matanza.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *