Intervienen con un dirigente camporista la Defensoría del Público de la Comunicación Audiovisual

Cristina Kirchner y Sergio Massa intervinieron con un dirigente camporista la Defensoría del Público de la Comunicación Audiovisual. Y desplazaron de ese cargo a Emilio Alonso, un dirigente radical que estaba en ese cargo desde hace un año y medio.Rodrigo “Rodra” Rodríguez, actual secretario administrativo de la Cámara de Diputados y hombre de Máximo Kirchner, ahora tendrá…

Intervienen con un dirigente camporista la Defensoría del Público de la Comunicación Audiovisual

Cristina Kirchner y Sergio Massa intervinieron con un dirigente camporista la Defensoría del Público de la Comunicación Audiovisual. Y desplazaron de ese cargo a Emilio Alonso, un dirigente radical que estaba en ese cargo desde hace un año y medio.

Rodrigo “Rodra” Rodríguez, actual secretario administrativo de la Cámara de Diputados y hombre de Máximo Kirchner, ahora tendrá a su cargo recibir y canalizar las denuncias contra periodistas y medios de comunicación.

Incluso, el hombre que ya maneja “la caja” en Diputados, podrá realizar actividades de investigación y accionar contra aquellos periodistas que considere que afectan los derechos de los espectadores de medios audiovisuales. Como sucedió a fines de 2014, con dichos de Jorge Lanata hacia Florencia de la V, que el organismo consideró discriminatorios. 

Mirá también

La Resolución firmada por Cristina Kirchner y Massa plantea que esta designación debía realizarse luego de una propuesta de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Comunicación Audiovisual. Pero como esa Comisión Bicameral todavía no se constituyó este año -está prevista su primera reunión para este mes-, ambos dirigentes políticos del oficialismo decidieron designar “interinamente” y “ad honorem” al dirigente de La Cámpora, que fue diputado nacional kirchnerista hasta diciembre pasado.

Las “misiones y funciones de la Defensoría”, son necesarias “para garantizar la libertad de expresión en todo el territorio nacional”, plantearon Cristina Kirchner y Massa en la Resolución conjunta. Para ambos dirigentes políticos oficialistas, esa garantía no la ofrecía Alonso y tampoco podían esperar a que se reuniera la Comisión Bicameral.

Sin formación profesional en temas de comunicación, “Rodra” Rodríguez fue subsecretario de Comunicación del gobierno de Cristina Kirchner, uno de los encargados de distribuir la publicidad oficial para premiar a los medios alineados con ese gobierno y castigar a los críticos de la gestión oficial.

Durante su gestión, los medios de Sergio Szpolski fueron los que recibieron más dinero en publicidad oficial. Luego fue diputado nacional kirchnerista. Y actualmente es quien maneja la “caja” en Diputados y tiene a su cargo la firma de las designaciones, viajes y trámites de los legisladores, sus asesores y todos los empleados de la Cámara Baja.

Sergio Massa y Cristina Kirchner, durante la apertura de sesiones del 1° de marzo.

Un cargo que, en general, se reserva para un hombre del presidente de la Cámara, pero que Massa tuvo que ceder para que lo ocupe un hombre de Máximo Kirchner.

El mecanismo por el cual Cristina Kirchner y Massa designaron a “Rodra” Rodríguez al frente de la Defensoría del Público fue cuestionado por dirigentes de Juntos por el Cambio.

“Denunciamos que se han dejado de lado todos los reglamentos, normas y prácticas legislativas, para que el Frente de Todos tome el control de un ente muy sensible para el funcionamiento de los medios de comunicación, tanto estatales como privados”, dijo el senador santacruceño Eduardo Costa. Y le reclamó al oficialismo que “dé marcha atrás de forma urgente con esta designación irregular y conforme la Bicameral para que los diputados y senadores democráticamente elijan al Defensor del Público”.

Es que la Comisión Bicameral debe reunirse este mes, no sólo para designar al titular de la Defensoría, sino también a tres integrantes del directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) y otros tres en la conducción de Radio y Televisión Argentina (RTA), en representación de las tres primeras minorías parlamentarias.

Mirá también

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual creó la Defensoría del Público, que se constituyó en 2012. Su primera titular fue la periodista K Cynthia Ottaviano, que estuvo cuatro años. Luego quedó acéfalo el organismo, por lo cual se hizo cargo la abogada María José Guembe, que era la directora de Protección de Derechos de la Defensoría. Y en 2018 la Comisión Bicameral designó como titular del organismo al dirigente radical Emilio Alonso, ex director de Asuntos Políticos de la Secretaría General de la Presidencia -cuando estaba Fernando de Andreis, en la gestión de Mauricio Macri-.

Pero ahora Cristina Kirchner y Massa resolvieron intervenir la Defensoría con un dirigente que se autodefine en las redes sociales como “Militante de La Cámpora. Peronista. Secretario Administrativo de la Cámara de Diputados”. Se trata de un activo difusor de la teoría del “lawfare”, que postula la existencia de un “plan sistemático” articulado entre medios de comunicación, sectores de la Justicia y organismos del Estado para “atacar y perseguir” a dirigentes opositores.

Máximo Kirchner.

Sus últimos tuits fueron para reivindicar a Martín Sabbatella, luego de la condena que le impuso la Justicia por “abuso de autoridad” en la aplicación irregular de la ley de medios audiovisuales.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *