El techo de cristal en la política: apenas el 10,6% de las intendencias están a cargo de mujeres

Celia Smiak se había mantenido en silencio demasiado tiempo. Pero un día se decidió y se presentó en las PASO para competir con su ex marido y padre de sus hijos. Hoy es la intendenta de Almafuerte, Misiones, una localidad con apenas 2.000 habitantes. Cuenta que pasa muchas noches sin dormir. Ella sabe que en…

El techo de cristal en la política: apenas el 10,6% de las intendencias están a cargo de mujeres

Celia Smiak se había mantenido en silencio demasiado tiempo. Pero un día se decidió y se presentó en las PASO para competir con su ex marido y padre de sus hijos. Hoy es la intendenta de Almafuerte, Misiones, una localidad con apenas 2.000 habitantes. Cuenta que pasa muchas noches sin dormir. Ella sabe que en política hay muchas maneras de llegar a los puestos de decisión pero a juzgar por lo que le pasa a las mujeres de la política hay un montón de piedras en el camino. Smiak aplicó recetas sencillas con discreción, sin cortes de cintas ni shows. Pelea por los recursos para el asfalto, arregla la escuela del lugar, está cerca de los chicos para evitar el abandono escolar y en el poco tiempo que le queda está conectada a una red con otras mujeres políticas para compartir experiencias y alentarse.

“Nos damos fuerza”, acota Gladys Rivarola, enfermera de profesión, intendenta de San Rafael del Paraná, en Paraguay, que con el mismo método tiene idéntico objetivo: “Buscamos una vida mejor para los vecinos”, afirma con energía. Erica Revillas, intendenta de la bonaerense General Arenales confiesa que le costó que los empleados del municipio la tomaran en cuenta. “Me planté y cuando una se planta, te respetan”. General Arenales, una región agrícola-ganadera, tiene 23.000 habitantes. Revillas confiesa que hizo mucho trabajo social desde su juventud.

Estos fueron algunos de los testimonios del seminario Mujeres intendentas superando obstáculos, organizado por la Fundación Foro del Sur y La Asociación Mujer y Gobierno. Allí se informó sobre un estudio de la Asociación Mujer y Gobierno que señala en base al último resultado electoral que apenas 10,6% de las intendencias sobre un total de 2.800 municipios de todo el país, son ocupadas por mujeres. El 53% lo es en pueblos con menos de 2.000 habitantes y el 80%, en localidades con menos de 10.000 habitantes. El porcentaje de intendentas casi no crece en el tiempo: 2% más que en 2017, acota Susana Campari, presidenta de la Asociación.

“La mujer que elige la política ya es una excepción”, soltó la filósofa Diana Maffia, moderadora del debate para preguntar cuánto de lo personal llega a la política. La repuesta fue casi unánime: todo, porque se mezcla la tarea habitual con la del despacho y el estar en la calle con la gente. “Es la triple jornada”, sintetizó Maffia.  Marlise Ilhesca, presidenta de la Fundación Foro del Sur, apuntó que cuando estas mujeres logran hacerse un lugar como candidatas empieza el “vil escrutinio sobre sus vidas personales y muchas veces son sometidas a violencias verbales y físicas”. Maffia invitó a seguir trabajando en red y recordó que “cuando una mujer avanza ningún hombre retrocede”.

Ya a modo de conclusión, Ilhesca mencionó que en los municipios manejados por mujeres es posible mejorar los lugares degradados, con decisiones simples como iluminar las calles, especialmente de los barrios más difíciles y promover medidas de seguridad en el transporte público

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *