Los salarios fuera de convenio pierden frente a la inflación

Aunque menos dramáticamente que en 2018, cuando la pérdida de valor adquisitivo fue del 15%, los sueldos fuera de convenio volverán a quedar por debajo de la inflación este año.Dos encuestas que monitorean los presupuestos de las empresas destinados al pago de salarios no regulados por convenios colectivos de trabajo muestran aumentos anuales previstos en…

Los salarios fuera de convenio pierden frente a la inflación

Aunque menos dramáticamente que en 2018, cuando la pérdida de valor adquisitivo fue del 15%, los sueldos fuera de convenio volverán a quedar por debajo de la inflación este año.

Dos encuestas que monitorean los presupuestos de las empresas destinados al pago de salarios no regulados por convenios colectivos de trabajo muestran aumentos anuales previstos en 34 y 35,7% promedio. El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica el Banco Central, correspondiente a mayo, dio una estimación de inflación general del 40,3%.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Cuando preguntamos en diciembre de 2018, la mediana de los aumentos previstos para 2019 se ubicó en 27%. Entonces se hablaba de una inflación del 25% anual. En febrero, la mediana se ubicó en 30% y la previsión de inflación anual, en 29%. Ahora, en el relevamiento de mayo, la mediana se ubicó en 34%, con una inflación prevista del 40%”, detalla Ivana Thornton, directora de Career de la consultora Mercer, que releva 349 empresas. “Los presupuestos iniciales apuntaban a estar unos puntos por encima de la inflación. Hoy quedaron atrás y el gap es cada vez más difícil de solventar”, analiza.

Por su parte, la encuesta de acciones salariales de Willis Towers Watson, que relevó 342 empresas entre el 30 de mayo y el 7 de junio, indica que las empresas están revisando sus presupuestos y que el 68% “está en proceso de aprobación por parte de su casa matriz”. Entre estas compañías, el ajuste pedido llevaría al promedio de los aumentos a 37,5%. El 50% de las empresas en esta situación considera que hay probabilidades altas o muy altas de que las casas matrices aprueben la modificación.

“Vamos a ver el resultado de estos cambios en la segunda mitad del año. Pero en la medida en que no cambie mucho el escenario, aunque podría cambiar por las elecciones, estarán entre el 36 y el 38% anual”, señala Marcela Angeli, directora de Gestión de Talentos y Compensaciones de WTW.

Mirá también

El contexto inflacionario impactó sobre la modalidad en que las empresas dan los aumentos. Aumentó la cantidad de compañías distribuyen los incrementos en tres o cuatro veces en el año. Según la medición de WTW, aunque la mayoría ajustará en dos veces, el 29% de las empresas dará tres ajustes y el 7,7%, cuatro.

Los resultados de Mercer muestran que el 25% dará tres incrementos y el 11%, cuatro. En 2017, sólo el 15% daba tres y únicamente el 4% repartía el aumento en cuatro ocasiones. “Es pronto para saber si es una práctica coyuntural o una práctica que vino para quedarse. Lo de dar dos aumentos al año en lugar de uno surgió hace más de 10 años y luego se transformó en lo normal”, observa Thornton.

Las encuestas también comparan los aumentos según sectores de actividad. En el caso de WTW, el sector con el promedio más alto de incrementos es energía (39%) y el más bajo es construcción (30%). En la encuesta de Mercer, la industria con promedio más alto de aumentos proyectados para 2019 es seguros (41,68%) y la que tiene el promedio más bajo es maquinaria (31,72%). “Siempre hubo diferencias por industria, pero en este último tiempo se han acentuado. Por un lado, hay ciertos sectores a los que les va mejor. Por el otro, hay acuerdos paritarios con sindicatos que empujan los ajustes hacia arriba”, explica Thornton.

Además, según Mercer, los porcentajes anuales más altos reportados en promedio corresponden a las empresas de mayor rango de facturación y a las más grandes en dotación.

Mirá también

Frente a la presión inflacionaria, algunas empresas toman medidas para minimizar el impacto “aunque no llegan ni al 50% de las compañías y no implican un recupero de la pérdida de poder adquisitivo”, aclara Angeli. Tres medidas aparecen en la encuesta de WTW: adicionar una oportunidad más de aumento, mejorar otros beneficios y adelantar el mes del próximo aumento salarial. Entre los beneficios, el que más empresas incrementan es el del almuerzo.

La encuesta de Mercer muestra que, además de mejorar beneficios y compensaciones, casi un 30% de las empresas trabaja en políticas de bienestar y opciones de carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *