Por la mano del hombre, los océanos absorbieron en 25 años el calor de 3.600 millones de bombas de Hiroshima

En los últimos 25 años, los océanos absorbieron el calor equivalente a la explosión de 3.600 millones de bombas como la de Hiroshima, según señala un estudio que publicó Advances in Atmospheric Science.Además, durante 2019 la temperatura de los océanos fue la más cálida desde que hay registros, según el estudio, el cual advierte de…

Por la mano del hombre, los océanos absorbieron en 25 años el calor de 3.600 millones de bombas de Hiroshima

En los últimos 25 años, los océanos absorbieron el calor equivalente a la explosión de 3.600 millones de bombas como la de Hiroshima, según señala un estudio que publicó Advances in Atmospheric Science.

Además, durante 2019 la temperatura de los océanos fue la más cálida desde que hay registros, según el estudio, el cual advierte de que no solo está aumentando sino que además se está acelerando.

El texto, firmado por 14 científicos de once institutos de todo el mundo, indica que las temperaturas más cálidas se produjeron entre la superficie y los 2.000 metros de profundidad.

Mirá también

El trabajo señala además que la última década fue la más cálida en lo que se refiere a temperaturas oceánicas, en especial los últimos cinco años. Durante el año pasado fue de unos 0,075 grados por encima de la medida registrada en el periodo de 1981 a 2010.

Los expertos explicaron que para llegar a ese máximo de temperatura, los océanos debieron absorber miles de millones de “julios” (Joules) de calor: 228 sextillones.

“La cantidad de calor que hemos puesto en los océanos mundiales durante los últimos 25 años equivale a 3.600 millones de explosiones de bombas atómicas como la de Hiroshima“, señaló el autor principal del artículo y profesor del Centro Internacional de Ciencias Climáticas y Ambientales de China, Lijing Cheng.

El experto aseguró que esta medición del calentamiento del océano “es irrefutable y es una prueba más del calentamiento global“; para explicar este calentamiento el autor señala que no hay “alternativas razonables” más allá de las emisiones humanas de gases.

“El calentamiento global es real y está empeorando” y esta es sólo “la punta del iceberg de lo que está por venir”, dijo el coautor del estudio John Abraham, de la universidad de St. Thomas de EE.UU. “Afortunadamente podemos hacer algo: usar la energía de manera más sabia y diversificar nuestras fuentes de energía”, aseguró. 

Los investigadores señalaron que se puede trabajar para revertir el efecto de la actividad humana en el clima, pero “al océano le llevará más tiempo responder que a los ambientes atmosféricos y terrestres“.

Desde 1970, más del 90 % del calor del calentamiento global ha ido a parar al océano, mientras que solo el cuatro por ciento del calentó la atmósfera y la tierra.

Fuente: EFE.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *