El Gobierno avanza en la “rescisión” del contrato para soterrar el tren Sarmiento por falta de fondos

El Gobierno nacional avanza con las acciones necesarias para “rescindir” el contrato que se firmó para las obras de soterramiento del Ferrocarril Sarmiento ​porque, advierten, los trabajos demandan más de 1.500 millones de dólares que “no existen en el marco de la crisis”. Así lo reveló el ministro de Transporte, Mario Meoni, quien detalló este lunes que se está…

El Gobierno avanza en la “rescisión” del contrato para soterrar el tren Sarmiento por falta de fondos

El Gobierno nacional avanza con las acciones necesarias para “rescindir” el contrato que se firmó para las obras de soterramiento del Ferrocarril Sarmiento ​porque, advierten, los trabajos demandan más de 1.500 millones de dólares que “no existen en el marco de la crisis”. 

Así lo reveló el ministro de Transporte, Mario Meoni, quien detalló este lunes que se está “trabajando y avanzando” para ponerle fin a esos contratos porque la obra proyectada “como está planteada hoy, es inviable“.

“Es necesario invertir más de US$ 1500 millones”, detalló el funcionario nacional y remarcó que “en el marco de la crisis que existe hoy, no podemos llevar adelante una obra de esas características que, además, viene con muchas dificultades” porque hoy “están absolutamente paralizadas”.

Mirá también

El ministro señaló que existe “diálogo” con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para definir cuál será el “proyecto viable” para llevar adelante esa obra en el futuro, aunque para avanzar en ese sentido deberá consumarse una “rescisión de contrato” que “no impacte en un juicio millonario contra el Estado”.

“Muchas veces se han tomado decisiones políticas en la Argentina que son impactantes a la hora de un título, pero que después tiene consecuencias económicas muy graves y nosotros no vamos a hacer eso. Vamos a cuidar los recursos. Quiero ser muy prudente respecto de esto”, señaló Meoni.

Mirá también

En ese sentido, explicó que se están evaluando los alcances jurídicos y económicos sobre la revisión de los certificados que hay que pagar de la obra ejecutada y agregó que la apuesta del Gobierno es cumplir con un “reclamo razonable” que pudieran hacer las empresas contratistas a la hora de la rescisión.

“Tenemos tres etapas de discusión: una de carácter técnico sobre cómo se resuelve y se continúa la obra; una segunda de carácter jurídico, acerca de si es posible esa rescisión sin impacto negativo para el Estado; y una tercera de índole económico, para ver si lo que se reclama y se demanda es justo o no”, resumió.

Por otra parte, al ser consultado sobre la posibilidad de nuevas obras de Metrobus, Meoni se limitó a decir que el Gobierno nacional tiene “otras prioridades”, en línea con lo señalado con anterioridad por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

“Comparto el criterio del ministro de Katopodis respecto de la revisión de esas obras. Muchas de esas obras estaban sobredimensionadas desde su punto de vista arquitectónico”, dijo.

“Simplemente como un modelo de trasladar la imagen de la Ciudad de Buenos Aires a lugares del Gran Buenos Aires, como una réplica más de carácter político que con mejorar el tránsito de los micros hacia la Ciudad de Buenos Aires”, sostuvo el titular de la cartera de Transporte, quien no obstante aclaró que su área solamente tendrá opinión en la “articulación de un sistema integral para el área metropolitana”.

En la rueda de prensa, convocada para explicar los alcances de la firma de un convenio con las cámaras de transporte, que contempla descuentos para traslados en servicios de mediana y larga distancia hacia distintos destinos turísticos del interior del país, Meoni estuvo acompañado por su par de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *