Un joven de 17 años, el primero en recibir un trasplante de los dos pulmones tras el daño del vapeo

Un equipo médico del Hospital Henry Ford, de Detroit, logró trasplantarle los dos pulmones a un paciente que había sufrido un daño irreparable por “vapear”. Se trata de un adolescente de 17 años, que pidió privacidad para su recuperación aunque solicitó que se difundiera su caso para concientizar sobre los riesgos de este tipo de consumos. Sería…

Un joven de 17 años, el primero en recibir un trasplante de los dos pulmones tras el daño del vapeo

Un equipo médico del Hospital Henry Ford, de Detroit, logró trasplantarle los dos pulmones a un paciente que había sufrido un daño irreparable por “vapear”. Se trata de un adolescente de 17 años, que pidió privacidad para su recuperación aunque solicitó que se difundiera su caso para concientizar sobre los riesgos de este tipo de consumos. Sería la primera intervención a un persona con estas características.

“Este adolescente se habría enfrentado a una muerte inminente si no hubiera recibido un trasplante de pulmón”, expresó a través de un comunicado Hassan Nemeh, director quirúrgico de Trasplante de Órgano Torácico del Henry Ford, quien realizó la operación junto con los cirujanos Themistokles Chamogeorgakis y Diazo Tanaka. “Esta es una tragedia prevenible. Y tenemos mucho respeto por esta familia por permitirnos compartir su dolor para evitar que le pase lo mismo a otros. El daño que estos vapores hacen a los pulmones de las personas es irreversible”, agregó.

Mirá también

La familia del joven aún no puede creer lo ocurrido. “En un período de tiempo muy corto, nuestras vidas han cambiado para siempre”, señalaron. “Pasó de la vida típica de un atleta perfectamente sano (asistir a la escuela secundaria, salir con amigos, navegar y jugar videojuegos) a despertarse intubado y con dos pulmones nuevos, enfrentando un largo y doloroso proceso de recuperación”, destacaron y advirtieron que ahora “lucha por recuperar fuerza y ​​movilidad”.

Además, dijeron estar “eternamente agradecidos” con el donante de órganos y su familia y con los equipos médicos del Henry Ford, del Hospital de Niños de Michigan y del Hospital Ascension St. John por trabajar en conjunto para darle una segunda oportunidad al adolescente.

“Si este anuncio salva a una sola persona, impide que otros vapeen o inspira a alguien adicto a buscar ayuda para dejar de fumar, seguramente es un paso en la dirección correcta”, agregaron.

Mirá también

El 5 de septiembre de este año, el joven ingresó al Hospital St. John con síntomas compatibles con la neumonía. En poco tiempo, su capacidad respiratoria empeoró hasta que el 12 de septiembre decidieron intubarlo.

Cinco días más tarde, según el mismo comunicado del centro de salud, el adolescente fue derivado al Hospital de Niños de Michigan donde lo conectaron a un ECMO. Es decir, a una máquina que permite la oxigenación por membrana extracorpórea y cumple las funciones de pulmones y corazón en forma parcial o total, según el caso.

Mirá también

A pesar de los intentos por no forzar sus órganos, el cuadro del paciente siguió avanzando. Fue entonces que el Hospital de Niños de Michigan contactó a Lisa Allenspach, neumonóloga y directora médica del Programa de Trasplante Pulmonar del Henry Ford, para que evaluara si este paciente podía ser candidato a un trasplante.

El 3 de octubre entró al Henry Ford y cinco días después ingresó en la lista de espera para trasplante. El daño pulmonar por el vapeo era tan serio que pasó a ocupar los primeros lugares de la lista en poco tiempo. Y el 15 de octubre fue operado con éxito.

Más de 2.000 estadounidenses se han enfermado por vapear desde marzo, muchos de ellos adolescentes o adultos jóvenes. Además, al menos 39 personas murieron por causas que estarían relacionadas.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *