Ajustes. Los exportadores se acomodan al tipo de cambio y al nuevo régimen cambiario

Las dificultades de las pymes y las medidas que exigen para el sector luego de las elecciones Para los empresarios, el constante atraso cambiario es perjudicial A casi dos meses del salto del dólar tras las PASO, los exportadores continúan ajustándose no solo a este factor, sino también a la obligación de liquidar divisas tras…

Ajustes. Los exportadores se acomodan al tipo de cambio y al nuevo régimen cambiario

Las dificultades de las pymes y las medidas que exigen para el sector luego de las elecciones


Para los empresarios, el constante atraso cambiario es perjudicial

A casi dos meses del salto del dólar tras las PASO, los exportadores continúan ajustándose no solo a este factor, sino también a la obligación de liquidar divisas tras la concreción de sus negocios internacionales.

Con un dólar que hasta ese momento estaba a $45 -y que ya parece lejano-, muchos exportadores consideran que representaba un atraso cambiario para su negocio.

Para Pablo Kleppe, gerente general de Kleppe S.A. -empresa que exporta peras, manzanas y cerezas a más de 40 países- el atraso no solo existía con el dólar a $45. “Nuestra industria lleva cerca de diez años con un atraso cambiario muy importante y constante”, dice.

“El atraso cambiario afecta a todos los sectores de la economía”, destaca Jorge Barisonzi, presidente de IMS, una pyme dedicada a fabricar displays para comida y que exporta a países africanos. “Hace un año -señala-, el valor del dólar rondaba los $40 y con tazas del 60% solo había existido un aumento de la moneda norteamericana del 10%, con lo cual ese atraso cambiario era claro, y el Gobierno lo mantuvo artificialmente para llegar a las PASO con un dólar más controlado, generando todo tipo de distorsión en la economía, y una explosión posterior a las PASO que lo hizo incontenible”.

“Y es algo que hacen todos los gobiernos, desde hace años”, añade.

Los empresarios consultados coinciden en que las devaluaciones bruscas no favorecen a sus negocios. “Generan incertidumbre, problemas con la cadena de provisión de piezas (porque se pierden los precios relativos), pánico entre los proveedores y clientes, quedan ventas a precio antiguo que no podemos cobrar con un reajuste por tipo de cambio. Por ahí se cree que con la devaluación se benefician los exportadores. pero en especial los exportadores industriales tienen sus costos relacionados con el dólar, con lo cual, más nos convendría es tener un tipo de cambio estable para poder planificar nuestro trabajo”, dice Barisonzi.

Hoy, con un dólar que ha mantenido su valor ($60), los exportadores comienzan a tener un panorama más amplio sobre las normas del nuevo régimen cambiario, que frenaron en su momento muchas operaciones por la incertidumbre generada.

Sin embargo, las demandas del sector son siempre las mismas: baja de costos, de tasas de interés, dólar estable y quita de retenciones. Jorge Cervi, presidente de Mario Cervi e Hijos S.A., remarca que “más allá de todos estos inconvenientes relativos a los costos, a la suba de la moneda y demás, existen serios problemas de infraestructura que debemos enfrentar: las rutas y caminos del Alto Valle están muy mal estado, además de los sistemas de riego”.

Por eso, los empresarios demandan a la próxima administración una serie de medidas.

Para Nicolás Sánchez, CEO de Grupo Prima, dueño de la comercializadora Patagonian Fruits y de Moño Azul S.A., la primera medida necesaria parta el sector es la quita de retenciones, seguida de medidas que contengan los saltos en el valor del dólar. “Luego, sería fundamental trabajar en las escalas de las cargas sociales, se estaban trabajando, debemos seguir por esa senda”, dice.

En tanto, Barisonzi suma a estas peticiones que “se mantenga una economía abierta que permita comercializar con más países e importar insumos para tener mejores productos”. Y añade: “Debemos lograr acuerdos comerciales con países que nos permitan aumentar nuestra exportación industrial, lograr alianzas estratégicas con países como México, Colombia y Perú, que son mercados potenciales muy importantes para la Argentina, potenciar créditos reales blandos para la compra de equipamiento y continuar con la idea de promover a las exportaciones como una política de Estado”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *