Reclamo en Tribunales a tres años de la muerte de Lucía Perez, el femicidio que quedó impune

A tres años del asesinato de Lucía Pérez (16), quien luego de ser violada y drogada fue abandonada en una sala de primeros auxilios en Mar del Plata, los familiares de la víctima y organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres realizaron protestas en la ciudad costera, Buenos Aires y La Plata.Es que el…

Reclamo en Tribunales a tres años de la muerte de Lucía Perez, el femicidio que quedó impune

A tres años del asesinato de Lucía Pérez (16), quien luego de ser violada y drogada fue abandonada en una sala de primeros auxilios en Mar del Plata, los familiares de la víctima y organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres realizaron protestas en la ciudad costera, Buenos Aires y La Plata.

Es que el femicidio quedó impune. Los tres acusados -Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel- fueron absueltos a fines de 2018 en un fallo polémico y controvertido: quedó marcado en la jurisprudencia provincial como un dictamen alejado de los estándares que rigen las nuevas leyes contra la violencia sexual y carente de perspectiva de género.

Juan Pablo Offidani, uno de los imputados por el crimen.

Por eso, este martes, los padres de la menor asesinada, Marta Montero y Guillermo Pérez, encabezaron un reclamo ante el Tribunal de Casación penal de la provincia para que revise el veredicto absolutorio. “Estamos peor que el primer día. A Lucía la mataron y además a ella la condenaron por ser mujer”, lamentó Marta en la puerta del fuero penal platense. En 7, entre 56 y 57 funcionan las salas de Casación que deben resolver el planteo que hizo la representación de la víctima y también el fiscal del caso. Todos quedaron disconformes con el resultado del juicio oral.

Newsletters Clarín

Uno por uno, los Especiales Clarín de la semana | Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

Todos los sábados

Recibir newsletter

Centenares de fotos del rostro de Lucía se colgaron sobre las rejas que rodean el palacio de Vialidad, donde funciona parte de la justicia penal de La Plata. En Mar del Plata hubo una movilización de organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres y de amigos de la chica. En todos los puntos se replicó el lema: “Lucía somos todxs”. En el juicio, el abogado de la familia, Gustavo Marceillac, había solicitado penas de prisión perpetua para Farías y Offidani y de 4 años y 6 meses para Maciel.

Pero el tribunal marplatense integrado por los jueces Facundo Gómez, Aldo Carnevale y Pablo Viñas decidieron condenar a 8 años de prisión a Farías y Offidani como coautores del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo“. Además, se les impuso el pago de una multa de $135.000. Maciel, fue absuelto porque de acuerdo con los fundamentos de la sentencia no hubo violación y femicidio. Por lo tanto, tampoco encubrimiento.

Según quedó confirmado en el proceso, el 8 de octubre de 2016 cerca de las 9 de la mañana, Farías (entonces de 23 años) y Offidani (quien tenía 41), pasaron a buscar en una camioneta (de Offidan) a Lucía Pérez Montero, y la llevaron hasta la casa de Racedo al 4800, donde vivía Farías. el objetivo era abusar sexualmente de la adolescente aprovechando su condición de adicta. Alli ocurrió un abuso de sustancias toxicas y una brutal agresión que la llevaron a la muerte.

Después de eso, Offadani y su cómplice la dejaron en la sala de salud del barrio.

En los argumentos el juez Carnevale escribe que reconoce “la existencia de la llamada violencia de género”, pero aclara: “Eso no significa que bajo ese escudo se pretenda encuadrar un hecho que -como se analizara- es diametralmente opuesto a ello”.

Y además sostiene: “La acusación no ha podido probar que Lucía fuera abusada sexualmente en un contexto de violencia de género por la cosificación de la mujer y con la facilitación de estupefacientes que hubiera potenciado una situación de vulnerabilidad e impedido consentir con plenitud de libertad la acción. Menos aún se ha probado que Farías quería o debía representarse como posible la muerte de la víctima y que aun así se desinteresó de ese resultado”.

Los jueces sostuvieron que Lucía dio consentimiento para mantener relaciones ese día. Aún cuando las pruebas determinaron que la chica fue drogada.

El tribunal de Casación aún no puso fecha a la revisión de este dictamen. Según el código procesal puede ocurrir que se confirme la sentencia, se revoque o que ordenen realizar un nuevo juicio. La tercera opción es rechazada por la familia. “Sería volver a revictimizar a sus padres. Los camaristas tienen todo el juicio grabado. Deberían darle vuelta este horrendo fallo sin convocar a un nuevo juicio”, es la expectativa del abogado defensor.

Mientras, familiares y amigos de Lucía insisten con su reclamo callejero. “Recordamos a Lucía con todo el amor que le tuvimos y le seguimos teniendo y por eso estamos pidiendo justicia, porque la necesitamos para seguir adelante”, gritó Marta Montero cerca de las escalinatas del edificio de los tribunales platenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *